El judío errante

La Razón
La RazónLa Razón

Dividida en cuatro actos, la película de Joseph Cedar nos asoma a las sempiternas caminatas por Nueva York de un fantasma cuando el protagonista conoce a un joven que, tres años más tarde, se convierte en un líder mundial influyente.

Norman Oppenheimer no existe. No parece existir, ni ser de este mundo, no parece tener familia, pasado, un hogar, no parece dormir, o que se alimente, a no ser de pequeñas grageas que lleva en el bolsillo del abrigo, siempre el mismo, color camel; el judío Norman da la impresión de que solo vive y está para su trabajo, los negocios en confuso, asesorar, aunque lo suyo sea realmente ofrecer contactos, de una manera que recuerda a la mendicidad, entre personas importantes pendiente las 24 horas de las llamadas que le entran en el móvil. Dividida en cuatro actos, la película de Joseph Cedar nos asoma a las sempiternas caminatas por Nueva York de un fantasma cuando el protagonista conoce a un joven que, tres años más tarde, se convierte en un líder mundial influyente. Delgado, con la cara salpicada por arrugas sanísimas y una piel todavía a prueba de primeros planos, Richard Gere encarna a Norman y sabe que alrededor de ese personaje extraordinario gira toda la cinta, para bien y para mal. Un filme que intenta denunciar lo que padecemos, que critica a una legión de mandatarios políticos, económicos y religiosos que aceptan regalos (algunos los exigen) y luego maldicen su suerte aunque sean ellos quienes manejan el mundo. Sí, como aquel emotivo Mr. Chance de Peter Sellers, quizá Norman solo sea una alegoría triste de una sociedad corrompida, materialista y deshumanizada.

Lo mejor

Hay actores que, como Gere, mejoran con los años, porque un papel así exige un gran intérprete

Lo peor

Que el espectador se pregunte quién es exactamente Norman; le costará mucho saberlo

«Norman, el hombre que lo conseguía todo» ***

Dirección y guión: Joseph Cedar.

Intérpretes: Richard Gere, Lior Ashkenazi, Michael Sheen, Charlotte Gainsbourg.

Estados Unidos, 2016.

Duración: 117 minutos. Drama.