La SGAE, expulsada durante un año del Club Internacional de Entidades

La decisión garantiza la plena continuidad de las operaciones de la entidad

Sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)
Sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)

La confederación, no obstante, afirma celebrar los avances positivos llevados a cabo recientemente por su presidenta Pilar Jurado para mejorar la situación.

La SGAE contenía el aliento a miles de kilómetros de España, en Japón. La reunión de la Confederación Internacional de Entidades de Gestión que se ha celebrado en Tokio podía tomar una decisión histórica para la sociedad. Y así ha sido al acordar excluirla como miembro durante un año a raíz de denuncias "que son motivo de gran preocupación en relación con las actividades de la entidad".

Las turbulencias y las diferentes crisis que está viviendo la entidad, a lo que se une la enrarecida y tensa relación con el Ministerio de Cultura (precisamente el martes enviaba un nuevo requerimiento para que en el plazo de cinco días le informe sobre las medidas que han tomado para cumplir con normativa vigente: reformar sus estatutos, cumplir con el nuevo reparto de derechos y aplicar el voto electrónico), no han hecho sino lastrar su imagen. La confederación, no obstante, afirma celebrar los avances positivos llevados a cabo recientemente por su presidenta, Pilar Jurado, con el objeto de mejorar la situación.

La decisión garantiza la plena continuidad de las operaciones de la entidad, que seguirá usando las herramientas comunes de recaudación internacional y gestionando sus acuerdos de reciprocidad. A pesar de la exclusión el citado organismo internacional confía la duración de la medida a los resultados de la Asamblea General de la SGAE, que se celebrará el 24 de junio y su gestión posterior.

La CISAC, organización internacional formada por 239 sociedades de autor de 122 países, ha valorado positivamente los cambios introducidos para la mejora de la gobernanza, según asegura un comunicado remitido por la SGAE, y confía que en dicha Asamblea General los socios refrenden los cambios aprobados por la Junta Directiva de la entidad, que responden en su totalidad a los requisitos planteados por la CISAC, además de los del Ministerio español de Cultura.

Entre las medidas propuestas para su ratificación por la Asamblea General se encuentran la modificación de sus Estatutos para su adaptación a la nueva Ley de Propiedad Intelectual, la creación de una Comisión de Supervisión independiente que asumirá el control de los órganos de gobierno y el desarrollo del reglamento del voto electrónico para las asambleas y los distintos procesos electorales, con el fin de ofrecer las máximas posibilidades de participación a sus socios.

Asimismo, la Junta Directiva aprobó el reparto de los derechos correspondientes a diciembre de 2018 y junio de 2019 con el criterio legal vigente en la actualidad de un tope del 20% para la música emitida en la franja nocturna de televisión.Una vez conocido el resultado de la Asamblea General de la SGAE, será cuando la CISAC ajustará o levantará la sanción temporal aprobada hoy.

La Asamblea General de la CISAC ha contado con la asistencia de la presidenta, Pilar Jurado, y el director general de la SGAE, Miguel Ángel Recio, que han mantenido reuniones con la dirección y miembros muy relevantes de la CISAC, en las que han trasladado la voluntad inequívoca de esta presidencia para impulsar una profunda transformación de la SGAE, con mejora de su transparencia y del control y supervisión de los órganos de gobierno.

“La CISAC da la oportunidad de decidir sobre nuestro futuro. Gracias al trabajo estos dos últimos meses de la Junta Directiva, hemos conseguido no sólo que la CISAC reconozca los esfuerzos, sino también su apoyo al proceso de cambio de nuestra Sociedad. Hago un llamamiento para que los socios ratifiquemos en la próxima Asamblea General los cambios introducidos para cumplir las demandas de la CISAC, y dejemos atrás esta situación. Es el momento de que todos estemos unidos y hagamos un ejercicio de responsabilidad y generosidad compartida por el futuro de nuestra SGAE”, ha declarado Pilar Jurado desde Tokio.