Música

La Zarzuela se abre al mundo

UN BUEN BAÑO Andrés Lima traslada «Viento es la dicha...» a un balneario
UN BUEN BAÑO Andrés Lima traslada «Viento es la dicha...» a un balneario

Descubre la hemeroteca que el 10 de diciembre de 1898 en el Teatro Circo Parish de Madrid Ruperto Chapí no tuvo un éxito rotundo con «Curro Vargas» porque la zarzuela era «demasiado musical», es decir, no tenía el contrapunto cómico deseado. Quizá por eso el británico Graham Vick haya aceptado debutar en la dirección escénica del género con este título. El 14 de febrero de 2014 descubriremos cómo imagina alguien que estudió en Mánchester un olivar en las Alpujarras, que es donde transcurre el primer acto de la obra. De esta manera, Paolo Pinamonti, director del teatro, alcanza uno de los objetivos con los que accedió al cargo: internacionalizar la zarzuela. Un primer paso ya lo ha dado esta semana al lograr que uno de los máximos especialistas en este tipo de repertorio, Alan Curtis dirija «Viento es la dicha del amor», de José de Nebra, estrenada en 1743, a la que Andrés Lima ha trasladado a un balneario suizo del siglo XXI y ha sustituido los versos de Zamora por una selección de poesía amorosa española de los siglos XVII al XXI, de José Ángel Valente, Ángel González, José Hierro, Pedro Calderón de la Barca, Luis Cernuda, José María Fonollosa y Félix Grande. El público ha recibido con entusiasmo la dirección del batuta norteamericano y con división de opiniones la atrevida puesta en escena del líder de Animalario.

Falla por partida doble

Otro de los platos fuertes de la próxima temporada es la confrontación de «Black el payaso» de Sorozabal (en el montaje que Ignacio García estrenó en el Español) a «I Pagliacci» de Leoncavallo (que también dirigirá García), lo que nos permitirá conocer el buen hacer del batuta Donato Renzetti, «que acaba de dirigir en el Metropolitan "L'elisir d'amore"con Netrebko y Villazón», según recuerda Pinamonti.

Pleno de voces españolas

El toque castizo lo pondrá «La verbena de la Paloma», que se presentará en un programa doble con «Los amores de la Inés»: «Es la única zarzuela que se conserva de Manuel de Falla –precisa Pinamonti – tan desencantado con el sistema de producción de la época que no volvió a componer títulos de este género». José Carlos Plaza se encargará de la puesta en escena después del buen sabor de boca que dejó «El gato montés», producción que viajará a Lisboa para ahondar en esta línea de internacionalización del teatro. «La del manojo de rosas» en aquella producción de Sagi y el homenaje a Juan Hidalgo «De lo humano... y de lo divino» completan la programación lírica escenificada.

En los camerinos de la Zarzuela se escucharán acentos foráneos más que en otras ocasiones, pero no en los destinados a los cantantes, porque, contra su opinión inicial, Pinamonti ha optado por un pleno de cantantes españoles para toda la temporada. El director argumenta que no ve necesario traer artistas foráneos cuando el nivel vocal es tan alto en España y muchos no pueden actuar frecuentemente en nuestro país –en clara alusión al Teatro Real desde la llegada de Mortier–. Así Jorge de León, que no deja de cosechar éxitos internacionales, cantará en «I Pagliacci», acompañado de María José Romero y Juan Jesús Rodríguez –que acaba de triunfar en «Marina»–, Carmen Romeu, que abrirá el Festival de Pésaro, será la protagonista principal de «La del manojo de rosas» y Graham Vick tendrá a su disposición un completísimo reparto compuesto por Andeka Gorrotxategui, Alejandro Roy, Saoia Hernández, Cristina Faus, Ángel Ódena y Milagros Martín.

Celso Albelo, quizá la voz nacional más en forma, como también se acaba de comprobar con «Marina» tendrá su propio concierto de Año Nuevo, el próximo 2 de enero, con arias de ópera y romanzas de zarzuela junto a la orquesta titular del teatro. El tenor repetirá junto a Romeu, Clara Mouriz y Rubén Amoretti en el Stabat Mater de Rossini, que dirigirá Alberto Zedda el 10 de mayo de 2014.

También se espera póquer español, aunque aún no se han anunciado sus nombres, en la otra novedad de la temporada, tres zarzuelas en versión concierto de los padres fundadores del teatro: «Catalina», de Gaztambide, «El dominó azul», de Emilio Arrieta, y «El diablo en el poder», de Barbieri, que se ofrecerán de forma consecutiva desde el 4 al 21 de junio. Falla también estará presente también en versión danza pues la compañía de Antonio Gades presentará su coreografía de «El amor brujo», «Fuego», aún inédita en España.