Actualidad

Las Naves del Matadero y el Español, de nuevo juntos en abril

Natalia Menéndez y Luis Luque toman las riendas del Teatro Español y el proyecto de fusión con las Naves del Matadero

Natalia Menéndez y Luis Luque toman las riendas del Teatro Español y el proyecto de fusión con las Naves del Matadero

Publicidad

La noticia, que se hizo pública hace unas semanas, se ha hecho efectiva hoy viernes, Natalia Menéndez ya es la nueva directora del Teatro Español y de las Naves del Matadero, que vuelven a ser responsabilidad de la dirección del primer teatro madrileño. Estaba cantado que con un nuevo equipo en el consistorio el relevo de Carme Portaceli y Mateo Feijóo, elegidos por concurso público, era inminente. La nueva directora y su adjunto Luis Luque acometerán la fusión de ambos espacios, una petición largamente reivindicada por la gran mayoría del mundo del teatro, "si bien no se hará efectiva hasta el próximo abril, puesto que se respetará la programación ya en marcha", ha comentado Menéndez.

Esta presentación oficial ha contado con el respaldo del alcalde, José Luis Martínez-Almeida y de la delegada de cultura Andrea Levy, que ha destacado que "este proyecto de fusión es una respuesta a la demanda del sector cultural y del público que solicitaba devolver el teatro a las naves de matadero, de donde nunca debió salir".

Menéndez, que estará cuatro años al frente del proyecto, ha recordado en su presentación que el Teatro Español "es parte de mi vida". Y esta nueva etapa la afronta como "un desafío apetecible, una aventura extraordinaria que me tomo con responsabilidad e ilusión desde el compromiso, la alegría y la curiosidad. Y lo asumo con la intención de crear, junto a un gran equipo, un referente de las artes escénicas, del pensamiento y de otras formas creativas", ha comentado.

"Mi idea es sumar talento, pensar en niños, jóvenes, maduros y mayores. Se trata de una toma de conciencia para una mejor convivencia, donde la pedagogía debe ser una acción fundamental". Y propone el nacimiento de una revista "donde se den cita pensadores, creadores, estudiosos y espectadores, reflexiones y apuntes culturales para crecer, indagar y disfrutar". En cuando a la gestión, la nueva directora pretende que sea "incluyente, plural entre los diversos lenguajes escénicos y artísticos y establecer espacios de creatividad".

Publicidad

Para ello –expuso-, "el teatro Español y sus naves tendrán una programación continuada y cada espacio abrigará sus peculiaridades, que iremos definiendo. Nuestra comunicación va a ser práctica y soñadora. Con dignidad, humildad y humor vamos a descifrar las propuestas para peregrinar por el teatro actual así como por nuestros referentes, nuestra tradición y nuestro repertorio, confluyendo con creaciones, tanto espontáneas como elaboradas, por parte de los más jóvenes, engrandeciendo la creación independiente en una apuesta clara por el talento emergente". Para Menéndez, el teatro Español y sus naves forman parte del urbanismo cultural de Madrid y "debemos aguzar el oído para conversar con el pálpito de la ciudad, queremos sentir el latido cultural y social de la ciudad y del mundo y elegir con conciencia las acciones que nos unan y las que nos diferencien".

Por su parte Martínez-Almeida respaldó la apuesta de Levy al nombrando el equipo directivo formado por Natalia Menéndez y Luis Luque que ha señalado "como un gran acierto". Así como el proyecto de fusión de ambos espacios. "Entendíamos que aparte de ser un reclamación cultural del sector era una reivindicación justa la de retomar el espíritu original con el que nació, unificarlos para dar mayor visibilidad y repercusión al teatro en Madrid, por tanto, con esto cumplimos con un compromiso que teníamos adquirido".

Publicidad

Luis Luque formado junto a profesionales como Miguel Narros y Andrea D’Odorico, es un veterano director de escena. "Es tiempo de honrar a mis maestros –dijo en agradecimiento a ellos–. Sin obsesión no hay creación y yo estoy obsesionado con este proyecto. Nos vamos a dejar la piel en él para que Madrid esté orgulloso de sus teatros, de sus cómicos, de sus técnicos y de sus creadores", afirmó.

Pero aún quedan incógnitas por despejar y definir, como son los proyectos para otros espacios escénicos públicos como el teatro Fernán Gómez, el circo Price o el centro Conde Duque, sobre los que Levy ha afirmado: "Queremos que convivan diferentes disciplinas y públicos. En este proyecto de redefinición de los espacios culturales del ayuntamiento queremos dotar a cada uno de personalidad propia, que sean claramente identificables por el público. De lo que se trata es de que convivamos todos, que la oferta pública se mire también con la privada para nutrir y enriquecer el proyecto cultural de la ciudad", concluyó.