Las tragedias de "Mary Poppins": Adicciones, depresiones y suicidios

Cincuenta y cinco años después de su estreno, sigue siendo una de las películas familiares favoritas pero pocos conocen el lado oscuro de sus protagonistas

La historia de la niñera "Mary Poppins"supuso una revolución en 1964. Cincuenta y cinco años después de su estreno, sigue siendo una de las películas familiares favoritas pero pocos conocen el lado oscuro de sus protagonistas.

La historia de la niñera "Mary Poppins"supuso una revolución en 1964, con la que la factoría Disney lograría cinco Oscar. Cincuenta y cinco años después de su estreno, sigue siendo una de las películas familiares favoritas, que llevó a la realización de un remake el pasado año protagonizado por Emily Blunt.

Sin embargo, detrás de las aventuras de la niñera voladora y cantarina, la vida real de los protagonistas de la película era muy distintas. Julie Andrews, que dio vida a la protagonista, logró un Oscar por su interpretación, pero tenía un problema con el tabaco. Era una fumadora empedernida. Lo hacía a todas horas, en el set, en los descansos... Esto le provocó unos nódulos en la garganta que al ser operada para extirparlos, perdió la voz y pasó de ser una estrella del musical a tener que dejar de cantar. Para Julie fue devastador y presentó una demanda contra los médicos y su caso se resolvió en el año 2000 con una indemnización que no fue revelada.

Más trágico fue el final de Dick Van Dyke. en la película daba vida a Bert, un deshollinador, vendedor de cometas, enamorado perdidamente de Poppins. El rodaje para él fue una liberación porque era adicto al alcohol pero nadie en el set de rodaje no sabía. Trató varias veces de desengancharse en clínicas de rehabilitación. Pero todos sus intentos fueron fallidos. Esto le provocó una fuerte depresión suicida. "«Nos mudamos a un vecindario lleno de familias jóvenes con niños de la misma edad y todos bebían mucho, había grandes fiestas todas las noches. Iba a trabajar con terribles resacas que si estás bailando es realmente difícil», dijo al diario "The Telegraph".

“Estaba en serios problemas, piensas que simplemente no puedes continuar. Tenía sentimientos suicidas, era simplemente terrible. Pero de repente, como una bendición, la bebida comenzó a no tener buen sabor. Me sentía un poco mareado y tenía nauseas. Después de 25 años, logró ganar la batalla y regresó a las pantallas con "Diagnóstico asesinato"en 1993.

Matthew Garber dejó el cine a los 10 años tras el éxito de su papel como Michael Banks en "Mary Poppins". Sin embargo, en un viaje a India contrajo hepatitis pero cuando se lo detectaron ya le había afectado al páncreas. Murió a los 21 años de pancreatitis aguda necrosante en el hospital Royal Free Hospital de Hampstead de Londres. Los rumores indicaron que la enfermedad se la provocó el consumo de drogas pero su familia siempre defendió que el causante fue el consumo de carne infectada.

David Tomlinson, que fue el encargado de dar vida a George Banks, perdió a su mujer sus dos hijos semanas después de haberse casado. Banks se casó con Mary Hiddingh, viuda con dos hijos de 6 y 8 años: Hidding, padecía una fuerte depresión y saltó al vacío desde la planta 15 de un hotel de Nueva York y se llevó con ella a sus dos hijos. Este fue un duro golpe para Tomlinson, que rehizo su vida junto a Audrey Freeman. Tuvieron cuatro hijos, pero el tercero fue el primer caso de autismo diagnosticado en Reino Unido. Murió de un derrame cerebral a los 83 años.