Cine

Muere la actriz Carrie Fisher, la princesa Leia de la saga «Star Wars»

Ha fallecido a los 60 años como consecuencia de un infarto que sufrió el pasado 23 de diciembre a bordo de un avión

Carrie Fisher en el papel de la princesa Leia en la saga “Star Wars”
Carrie Fisher en el papel de la princesa Leia en la saga “Star Wars”

Ha fallecido a los 60 años como consecuencia de un infarto que sufrió el pasado 23 de diciembre a bordo de un avión

Es inevitable que al morir Carrie Fisher todo el mundo piense en la princesa Leia. Será difícil que le pongan otro rostro que el de la trilogía original de «La Guerra de las Galaxias» (1977-1980-1983): una joven regordeta, vestida con una túnica talar, rodetes imposibles entre la dama de Elche y la ensaimada aureolando su cara jovial y fuertemente armada con un arma espacial. Lo que mucha gente no recordará es su historia de niña triste en un hogar roto por el deseo de una de las más bellas y caprichosas actrices de Hollywood, Liz Taylor, que le robó el marido, el «crooner» Eddie Fisher, al poco de casarse con la actriz Debbie Reynolds. El escándalo fue mundial. Se habían casado en 1955. Carrie nació en 1956. Liz Taylor entonces estaba con su gran amor, el productor Mike Tood. Pero éste se mató en un accidente de aviación en 1958. Los dos matrimonios eran amigos, así es que Liz Taylor buscó el consuelo de Debbie Reynolds y sin darse cuenta se enamoró del cantante. Se casó con él en 1959. Ni el mundo ni Debbie Reynolds perdonaron la traición de Liz Taylor a su mejor amiga, aunque ambas se reconciliaron en la senectud. Lo que nadie sabía es que también le había robado el padre y la infancia a Carrie Fisher, que como toda princesa de Hollywood llevó una vida desorientada, buscándose entre el sexo, el alcohol y las drogas, como retrató Bret Easton Ellis en «Menos que cero», y ella, más divertida, en su autobiografía.

Antes del éxito

Apenas hay una Carrie Fisher antes de las galaxias. Interpretó a una joven seductora en «Shampoo» (1975), con el seductor Warren Beatty, y tras las galaxias se perdió entre personajes secundarios y filmes de serie B. Uno de esos papelines fue en la película de Woody Allen «Hannah y sus hermanas» (1986). Mientras luchaba contra su politoxicomanía, se casó con el cantante Paul Simon, parece ser que el matrimonio duró felizmente un año. Lo mejor de Fisher fue su faceta de escritora. Como confesó, luchó durante años contra la depresión, el trastorno bipolar y los antidepresivos, hasta que en, 1980 publicó una novela autobiográfica, «Postales desde el filo», en la que narraba sin concesiones su problemática vida en ese Hollywood de artistas y camellos. En 2010 confesó que estuvo enganchada a la cocaína durante el rodaje de «La Guerra de las Galaxias» y que sobrevivió a una sobredosis. El director Mike Nichols le encargó la adaptación al cine de su libro en 1990 y el filme fue un éxito. Meryl Streep interpretaba a Carrie Fisher y Shirley MacLaine, a su madre.

Siguió publicando novelas y en 2001 escribió el guión televisivo de «These Old Broads», que interpretaron Debbie Reynolds, su archienemiga Elizabeth Taylor, Shirley MacLaine y Joan Collins. En 2010 publicó su autobiografía «Wishful Drinking», donde se burlaba de su adicción al alcohol y sus desastres matrimoniales. Hace unos días sufrió en infarto del que no pudo reponerse. Carrie ya está de nuevo en las estrellas.