Festivales de España

La Razón
La RazónLa Razón

Ha pasado ya la edad de oro de los festivales estivales, de un lado por la abundancia de auditorios con programaciones anuales y de otro por esta crisis que dificulta dotar de un mayor contenido artístico a propuestas puntuales. A pesar de ello algunos aún logran mantener el tipo. Hemos de comenzar obligatoriamente por el Festival de Granada, que cumple la extraordinaria edad de 65 años, como se recuerda en la exposición del Centro Lorca y que concluyó ayer. Tras su apertura con un concierto de Juan Diego Flórez también han desfilado Simon Rattle con la LSO y Javier Perianes con Dutoit y la Royal Phlilharmonic para celebrar el centenario de la interpretación de las «Noches» por el propio Falla en la Alhambra. Jarousky logró reponerse y ofrecer su primera actuación tras una enfermedad. Arcángel, Poveda, Shankar aportaron variedad de géneros y los Ballets de Praga y Bolshoi brillaron en el incomparable marco del Generalife. Perelada celebra algunos años menos, pero 35 son también muy dignos de consideración y una espectacular gala –Radvanovsky, Wesbroeck, Maestri, Carlos y Marcelo Álvarez– se encargará de remarcarlo el día 15 de julio. «Turandot» de Puccini, con Arónica y Theorin, es título muy esperado. Lang Lang, Peretyatko, Sabata o Rachvelishvili alternarán con artistas igual de populares de otros géneros como Diana Krall. La misma edad de Granada cumple Santander, sin el encanto de la Plaza Porticada pero con las comodidades de su auditorio. Plato fuerte es «La Pasión según San Mateo» a cargo de Gradiner con los English Baroque Soloists por más que no se antoje obra ideal para un festival veraniego. Gómez Martínez y la RTVE viajarán de Granada a Santander y en este caso las «Noches» contarán con Achúcarro. Mak Elder y Leticia Moreno compartirán escenario con la Hallé Orchestra y Hengelbrock con el Balthasar Neumann Ensemble. María José Montiel recordará el aniversario de Granados. La extendida Quincena donostiarra, nacida nada menos que en 1939, también programa la «Pasión» con Gardiner en una edición con bastante barroco ofrecido por músicos especializados como La Ritirata. La ópera estará presente, como habitualmente, a través de un «Don Giovanni» en concierto con Hernández Silva como batuta. La Orquesta del Festival de Budapest ofrecerá tres conciertos, Radio Frankfurt dos y la Sinfónica de Euskadi cerrará el certamen junto a la de Bilbao, el Orfeón Donostiarra y el Pamplonés en un espectacular concierto con la entradas ya agotadas. Otras localidades, como Vilabertán, Torroella de Montgrí, Villaviciosa de Odón o El Escorial luchas por llamar la atención con mucho menor presupuesto. A esta última villa volverá «Don Carlo» con un reparto diferente al del pasado año integrado por Giordano, Metlova, Rodríguez, Krasteva, Colombara y Halfvarson. Para todos los gustos y presupuestos.