Ilusión sin entusiasmo

Crítica de clásica: «L'atlantida». De Manuel de Falla. Voces: Àngel Òdena, Gemma Coma-Alabert, Anna Tobella, Ofèlia Sala. Director musical: Josep Pons. Orquesta Sinfónica y Coro del Gran Teatre del Liceu. Cor Vivaldi y de los Amigos de la Ópera de Gerona. Barcelona 27-XI-2013.

La Razón
La RazónLa Razón

El estreno mundial de esta gran obra póstuma de Manuel de Falla a partir del poema del mismo título de Jacint Verdaguer se produjo en 1961 en este mismo escenario, terminada a petición de la casa Ricordi por Ernesto Halffter, quien posteriormente hizo una revisión de la partitura. La obra es poco conocida y por ello es una muy buena noticia que se esté aprovechando para grabarla durantes estos dos conciertos en el Liceo de Barcelona. La obra es un tanto irregular y posee un mayor interés en los pasajes más intimistas y melódicos que en los momentos de gran expansión coral, reforzados por una amplia orquesta. La dirección de Josep Pons estuvo a la altura de las circunstancias con una obra bien ensayada y ejecutada con rigor, solvencia y temperamento. A ello hay que sumarle un amplio y buen reparto canoro que cantó la obra en sus fragmentos en catalán y latín, en el que destacó un elenco compacto que dio lo mejor de sí encabezado por el barítono Àngel Òdena como Corifeo, una muy cuidada Reina Isabel de la soprano Ofelia Sala, la Dama de la Corte de Anna Tobella, la emotiva Pirene de Gemma Coma-Alabert y el tenor Francisco Vas como Gerió Tricèfal. Además del resto del extenso elenco que cumplió con creces en sus breves intervenciones de conjunto. La labor de los tres coros requeridos para esta cantata con gran participación coral estuvo a la altura de las circunstancias. El público disfrutó de esta obra un tanto irregular, que en esta ocasión aparecía algo reducida, con ilusión pero sin entusiasmo.