La Capilla Real de Madrid resucita a Bach

Un momento del ensayo
Un momento del ensayo

Desde hace más de dos décadas, Oscar Gershensohn reivindica el repertorio de la música histórica, desde el Renacimiento hasta el siglo XVIII, a través de la Capilla Real de Madrid. Durante todo este año, su actividad se centrará en el que Gershensohn considera «el compositor por excelencia de la Capilla, es decir, Bach». Organizado junto al Círculo de Bellas Artes, este ciclo, además de un amplio programa de conciertos, con la interpretación de sus obras más emblemáticas, como «La Pasión según San Juan» y «Oratorio de Navidad», incluye seminarios, coloquios, ensayos abiertos y actividades didácticas. «El Círculo nos inspiraba un proyecto más allá de los recitales, como la posibilidad de acercar a este músico a los niños, para los que diseñamos el programa "Bach en familia"», añadió el director.

Influencia contemporánea

Este programa, que arranca mañana con el primero de los coloquios, concebidos para que el público dialogue con los artistas que ofrecerán los conciertos del programa, contará con la participación de algunos de los mejores intérpretes de música antigua, como el concertino Hiro Kurosaki. «Hace 20 años, en España no había nada parecido a la Capilla. Me alegra que existan este tipo de iniciativas, sobre todo, para que los músicos no se vayan de España», explicó Kurosaki. El director del Círculo, Juan Barja, defendió la importancia de conocer mejor la obra del maestro de Leipzig, «porque toda la música contemporánea tiene que ver con Bach».