Música

Múnich abre su festival

Jonas Kaufmann en «Los cantores de Nurember», en la Ópera de Múnich. Foto: STaatsoper Munich
Jonas Kaufmann en «Los cantores de Nurember», en la Ópera de Múnich. Foto: STaatsoper Munich

El Festival de Ópera de Múnich arrancará el próximo domingo 30 con el ballet de «Anna Karenina» y se extenderá hasta el 31 de julio. Kirill Petrenko, Ivor Bolton, Jonas Kaufmann, Anja Harteros y Sonya Yoncheva participarán en el festival lírico más completo de cuantos se celebran en el mundo. Un mes a base de alguna nueva producción y la repetición de varios títulos de su repertorio con artistas de primera fila. Por primera vez, el festival esta precedido por un prólogo: el estreno ayer de la obra «Eve und Adam» antes de la fecha oficial de inicio del festival. Se trata de un estreno absoluto como parte de un proyecto con jóvenes refugiados y jóvenes con o sin pasado migrante que residen en Múnich. La composición, de Benedikt Brachtl, estará dirigida por Jessica Glause en el Reithalle, sede del Festival Workshop. Dentro de esta categoría se estrenará asimismo mismo la ópera de cámara «Z» del compositor griego Minas Borboudakis el 1 de julio en el Reithalle con dirección de Kevin Barz. El certamen ofrecerá dos nuevas producciones. La primera, la ópera de Richard Strauss «Salomé», dirigida por el aún director musical de la Ópera de Múnich, Kirill Petrenko; una producción de Krzysztof Warlikowski con Marlis Petersen, Wolfgang Koch, Pavol Breslik, Michaela Schuster y Wolfgang Ablinger-Sperrhacke en el reparto. Esta ópera mantiene la filosofía de la temporada 2018/19, que bajo el título «All things just», muestra cómo la sociedad replantea las normas que la rigen. La segunda nueva producción, de Barry Kosky, abordará la obra «Agrippina» de G. F. Händel. Este drama político estará dirigido por Ivor Bolton el 23 de julio en el Prinzregententheater, con Franco Fagioli, Alice Cootem, Gianluca Buratto y Elsa Benoit en el reparto. La compañía de Ballet Estatal de Baviera presentará también dos estrenos mundiales: «Schnee», con coreografía de Nanine Linning y música de Hans Abrahamsen; y «À jour – Contemporary Choreographies», con coreografía de Andrey Kaydanovskiy. Las seis semanas en las que transcurre el festival se representarán doce óperas más. Todas las nuevas producciones presentadas durante esta temporada podrán volverse a disfrutar con los primeros repartos: «Otello» de Verdi, «La novia vendida» de Smetana, «Karl V» de Krenek, «La fanciulla del West» de Puccini y «Alceste» de Gluck. Especial interés despiertan Anja Harteros en «Andrea Chénier» y Sonya Yoncheva como Norma. «Los maestros cantores de Núremberg», ópera de Wagner, volverá a la programación dirigida por Kirill Petrenko, nada menos que con Jonas Kaufmann como Walter, así como «La Traviata», «L’elisir d’amore», «Las bodas de Fígaro» y «Turandot». Como en ediciones anteriores, el Festival de Ópera de Múnich, la Ópera Estatal de Baviera y BMW organizan «Oper für alle», un programa que incluye un concierto gratuito y la retransmisión de una ópera en vivo en la Max-Joseph-Platz, ambas citas bajo la dirección musical de Kirill Petrenko. La nueva producción de «Salome» será emitida en directo el 6 de julio desde el Teatro Nacional en la Max-Joseph-Platz para el público que pueda reunirse en la plaza, y para los que no, se emitirá en el canal de la Ópera de Baviera, Staatsoper.tv.

El concierto al aire libre será el 20 de julio en Marstall-Platz. La Orquesta de la Ópera Estatal de Baviera estará bajo la batuta de Kirill Petrenko, e interpretarán obras de G. Gershwin y una selección de piezas de musicales de Broadway. ¿Hay quien de más?