Roban un Banksy de una galería en Toronto

El momento en que un hombre entra en la sala y segundos más tarde vuelve a salir cargando un grabado del artista callejero fue capturado por las cámaras de seguridad

El momento en que un hombre entra en la sala y segundos más tarde vuelve a salir cargando un grabado del artista callejero fue capturado por las cámaras de seguridad

La exposición The Art of Banksy, que reúne ochenta obras del famoso artista inglés, ya ha pasado por Melbourne, Amsterdam, Tel Aviv, Berlín y Auckland. La siguiente parada era Toronto, pero antes de que la muestra abriera al público este miércoles, uno de los cuadros fue robado. En la madrugada del domingo, un hombre con un jersey negro entró en la galería que acoge la exposición y salió segundos después cargando con el grabado “Trolley Hunters”, valorado en alrededor de 34.000 dólares, según la policía, que ya investiga el caso. El momento del hurto quedó registrado gracias a las cámaras de seguridad, aunque en el vídeo no es posible verle el rostro al ladrón.

“Trolley Hunters”, de 2006, muestra a tres hombres con lanzas que se acercan entre el pasto, como cazadores sigilosos, hacia unos carritos de supermercado. No se trata de una de las piezas más conocidas que el comisario Steve Lazarides eligió para la muestra, como sí lo sería, por ejemplo, "Girl and Balloon", en la que una niña trata de atrapar un globo en forma de corazón que se le escapa de las manos. El valor total de las piezas que conforman la exposición es de 35 millones de dólares, de acuerdo con la web oficial de la exposición.

Lazarides fue el representante del misterioso Banksy -aún hoy no se conoce la identidad del artista- durante una década y quien lo impulsó a la fama. Aunque rompieron su relación profesional hace años, el también inglés ha continuado organizando exposiciones de Banksy con su amplia colección personal del artista y las de otros coleccionistas privados, como es el caso de la de Toronto, que estará abierta, a pesar del incidente, hasta el 11 de julio.

Además de grabados de Banksy, los visitantes también podrán ver fotografías del artista -más bien de sus manos o su espalda mientras trabaja- tomadas por Lazarides. De hecho, fue gracias a esos retratos que ambos se conocieron. Lo contaba el comisario hace unos años a “Vanity Fair”: “Yo le retraté. Y él comenzó a llamarme y a decirme dónde había dejado piezas para que yo fuera a tomarles fotos”.

“Hace mucho tiempo que en realidad no hablamos. Honestamente, no tengo ni idea de dónde está”, confesó en 2010 a la publicación. La relación entre ellos sigue siendo nula por lo que Banksy no autorizó la exposición de Canadá (ni tampoco las demás). Con respecto al robo, la policía de Toronto ha pedido ayuda para identificar al ladrón y uno de los organizadores de la muestra, Corey Ross, aseguró al diario “Toronto Sun” que no podía dar detalles de la investigación, pero que “es una pieza preciosa, esperamos recuperarla”.