Teatro

CNC-Mirador: sangre nueva, mismo apellido

«Perdidos en Nunca Jamás», una de las obras de este año
«Perdidos en Nunca Jamás», una de las obras de este año

Entre los espacios con más solera del panorama alternativo madrileño, el Centro de Nuevos Creadores, espacio con escuela y sala de exhibición, la Mirador, tiene un sitio destacado. Creada y dirigida por la directora y maestra argentina Cristina Rota, la sala tiene desde esta temporada sangre joven al frente de su programación, la del actor Juan Diego Botto, uno de los hijos de Rota; todo queda así en familia en un espacio que busca una regeneración sin olvidar su posicionamiento en cuestiones sociales.

Así, una particular «Fuente Ovejuna», subtitulada «Ensayo desde la violencia», abre la programación (hoy y mañana) con la firma de César Barló. Un clásico con un claro mensaje combativo al que seguirá la no menos intencionada «Perdidos en Nunca Jamás»(del 26 de septiembre al 12 de octubre): una revisión ideada por Lucía Miranda en clave de crítica sociopolítica al «Peter Pan» de Barrie, ambientado por la dramaturgia de Silvia Herrero de Tejada en el país de Nunca Jamás Trabajarás en lo que Estudiaste que es España. Parafraseando a Benjamín Prado, que protagonizará junto a Joaquín Sabina la primera de las sesiones de poesía (2 de octubre) que también acogerá la sala, Botto asegura sobre esta nueva etapa: «No hemos inventado otra puerta, simplemente intentamos abrir una a la realidad, dejar que ésta empape la sala».

En esa realidad tienen sitio las propuestas salidas de los propios alumnos que han pasado por la sala, como «Los momentos del desayuno», de Ricardo Várez de Castro, y por supuesto, la «Katarsis del tomatazo», espectáculo cabaretero veteranísimo que sigue.

Pero habrá mucho más: «El rey tuerto», de Marc Crehuet, comedia negra crítica sobre el encuentro entre un mosso d'esquadra y el tipo al que saltó un ojo de un pelotazo de goma, que viene avalada por el éxito en Barcelona; dos meses íntegros de danza (noviembre y diciembre) con compañías como 10&10 y TACH; o una locura escénica que han encargado a los responsables de la revista paródica «Mongolia».

Según avanza la temporada, llegará un ciclo entero dedicado al director Pablo Messiez, con «Muda», «Plantas» y «Los ojos»; un espectáculo nuevo encargado a Alberto San Juan o la reposición de un viejo título hecho por Juan Margallo y Petra Martínez, «Una mujer en la ventana». Y un encargo que promete: la primera entrega –será una cada año– de «MenúdeTeatroMenudo», una pieza múltiple de Sergio Peris-Mencheta y su compañía Barco Pirata, tras el éxito de «La tempestad». La primera serán cuatro sátiras a partir de textos de Mouza Pávlova, Jaime Pujol y el propio Botto.