«Edipo Rey» y «Medea», vuelve la tragedia

El Teatro de La Abadía regresa con los clásicos de Sanzol y Lima que clausuraron la temporada pasada

Aitana Sánchez-Gijón se mete en la piel de Medea
Aitana Sánchez-Gijón se mete en la piel de Medea

Con sólo siete funciones cada una, muchos se quedaron, al final de la temporada pasada, con ganas de más. Y es que al tirón de los clásicos –«Medea», «Edipo Rey» y «Antígona»– se sumaba la propuesta de los integrantes del Teatro de la Ciudad, ese proyecto cooperativo de los directores Alfredo Sanzol, Andrés Lima y Miguel de Arco que ha plantado su tienda de campaña sobre las tablas de La Abadía. Para ellos, el año escénico arranca como acabó: con los clásicos revisitados. Sin embargo, sólo son dos de aquellos tres montajes los que regresan tras las vacaciones: la «Medea» dirigida por Lima e interpretada por Aitana Sánchez-Gijón, y el «Edipo Rey» de Sanzol.

- Las raíces de la tragedia

«Teatro de la Ciudad se plantea volver a las raíces del teatro occidental, la tragedia greco-latina; y desarrollar en paralelo un montaje de creación colectiva cuyo contenido irá variando, en torno a una fuerza clave para cualquier actividad cultural y vital, el entusiasmo». Con esta premisa se presentaba al público este proyecto a tres bandas que arrancó en junio. La vuelta de «Medea» supone una nueva oportunidad (otras siete funciones) de ver a Aitana Sánchez-Gijón en la piel de la reina fatídica arrastrada hacia el lado oscuro por una pasión incontrolable. El propio director, Andrés Lima, da vida al rey Jasón. La propuesta escénica nos lleva a un espacio asolado «que evoca una tierra volcánica, tierra de nadie, algo perdido en cualquier lado del cosmos», asegura Lima. La disposición, la música de mezclas de Jaume Manresa y el montaje hacen de la obra una especie de «juicio universal» hacia el rol de Aitana Sánchez-Gijón. «Yo lo planteo así, con ella vomitando todo su dolor, enfrentándose al poder de Creonte», señala Lima.

No menos funesta es la historia de «Edipo Rey», la tragedia de Sófocles que deriva hacia un drama familiar en la puesta e escena de Sanzol: «He puesto el acento en la historia de la familia, en la privada e íntima de Edipo y cómo eso tiene una repercusión en el resto de la ciudad». Una mesa de comida, con los restos del día anterior es el marco elegido para una obra protagonizada por Juan Antonio Lumbreras (Edipo) y Eva Tarancón (Yocasta).

La Abadía sigue celebrando sus primeros 20 años de vida y «placer inteligente». En esta nueva temporada presentará hasta 13 espectáculos de programación, además de sus colaboraciones con Madrid en Danza, Festival de Otoño a Primavera y Suma Flamenca. Tras la inauguración «clásica» de la temporada, el 1 de octubre se estrenará «Liberto», un texto de Gemma Brió dirigido por Norbert Martínez que se traslada al castellano tras su éxito en la escena catalana. Del 28 de octubre al 29 de noviembre, estará en el escenario «El público», de Federico García Lorca; del 20 de enero de 2015 al 21 de febrero será «La respiración», con texto y dirección de Alfredo Sanzol; y el tercer título será «La Celestina», que no se estrenará hasta el 6 de abril en el recién inaugurado Teatro de la Comedia. La España de los años 30 y el Renacimiento en Europa articulan buena parte de la programación de La Abadía, dónde podrá verse «Solo son mujeres», «Penal de Ocaña», «Entremeses» de Cervantes, «Triunfo de amor» y «La voz descalza», entre otros.

A solas con Concha Velasco

Concha Velasco se las verá a solas con el público en «Juana, reina de Castilla», una de las grandes apuestas de producción propia de La Abadía. Con texto de Ernesto Caballero y dirección de Gerardo Vera, se escenificará del 28 de abril al 5 de junio. Todo un reto para una Concha Velasco acostumbrada, por otra parte, a jugársela sobre las tablas y salir airosa.

- Dónde: Teatro de La Abadía. Fernández de los Ríos, 42. Madrid.

- Cuándo: del 11 al 26 de septiembre.

- Cuánto: 24 euros.