Las investigaciones sobre el Boeing 787 podrían tardar «semanas»

Los reguladores de seguridad aérea de Estados Unidos están aún "muy lejos"de finalizar la investigación sobre los problemas técnicos del Boeing 787 'Dreamliner', ya que algunas de las pruebas que se deben realizar en el proceso podrían tardar "semanas", según ha informado un funcionario de alto rango.

Estas previsiones de los expertos dejaría más tiempo en tierra a la aeronave, planteando interrogantes en cuanto al impacto financiero de la investigación para el fabricante norteamericano, que aún tiene en marcha sus líneas de montaje para realizar futuras entregas a numerosos clientes.

La presidenta de la Comisión Nacional de Seguridad en el Transporte, Deborah Hersman, ha destacado que los investigadores han encontrado una serie de "síntomas"en las baterías de la aeronave que sufrió un incendio en Boston el pasado 7 de enero, pero que aún no han determinado la causa "subyacente"del problema.

"Estamos al principio de nuestra investigación, tenemos un montón de actividades para llevar a cabo", dijo Hersman en una conferencia de prensa, a la vez que resaltó su preocupación.

Preguntada por la duración de la investigación, la responsable se negó a responder al respecto, aunque dejó claro que podrían pasar "semanas o más", sin asegurar si finalmente el 787 volverá a volar, una decisión en manos de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos.