Baloncesto

Cuarto aniversario del adiós de Kobe Bryant y sus 60 puntos a los Jazz

Nadie en la historia de la NBA anotó tanto en su partido de despedida

Kobe Bryant, hace cuatro años, saluda a los fans de los Lakers en su adiós
Kobe Bryant, hace cuatro años, saluda a los fans de los Lakers en su adiós

Hoy, 13 de abril de 2020, se cumplen cuatro años del último partido en la vida de Kobe Bryant. Dos meses y medio después de su muerte, el adiós de Kobe a la NBA con sus 60 puntos ante los Jazz adquiere una dimensión especial. Nunca nadie se despidió de la Liga anotando tanto como él. Con 37 años cuajó uno de los partidos de su vida y lo hizo en un equipo que estaba más cerca del desguace que de la reconstrucción.

Kobe era la única estrella de un grupo que era el peor ataque de la NBA. Ganaba uno de cada cuatro partidos que jugaba y aquella noche iba a ser mucho más que la noche de Kobe Bryant. Los Golden State Warriors estaban dispuestos a asaltar el récord de 72/10 de los Bulls de Michael Jordan. Ya habían sumado 72 victorias y se tenían que medir a los Grizzlies. Establecieron un nuevo récord de victorias en la primera fase con 73, aunque eso importó poco por lo que sucedió poco después en el Staples Center.

Después de 20 temporadas como “laker”, Kobe tenía enfrente el día de su adiós a un clásico de la Conferencia Oeste, los Jazz de Utah. El comienzo no fue prometedor. Falló sus cinco primeros tiros y hasta el minuto 7 no llegó la primera canasta. Dio igual. Acabó el primer cuarto con 15 puntos, sumó 7 más en el segundo y se marchó al descanso con 22. La segunda parte prometía y tanto. Los Lakers fueron por detrás durante todo el partido hasta que Kobe se desató. Anotó 38 puntos en los dos últimos cuartos. Pero lo mejor llegó en los tres minutos finales. Los Jazz ganaban por diez y Kobe estalló. Anotó quince puntos seguidos en tres minutos. Cinco tiros de campo sin fallo y cuatro tiros libres. Los Lakers ganaron por 101-96. Nadie en esa temporada fue capaz de anotar tanto. Nadie con 37 años cumplidos había anotado tanto. Sólo Wilt Chamberlain le supera en partidos anotando 60 puntos o más (32), Michael Jordan (5) quedó detrás de la media docena de Kobe.

Hubo más récords. Sus compañeros lanzaron 35 veces a canasta, él lo intentó 50 (22/50). Jordan también queda aquí atrás (49). Sólo otros tres jugadores en la historia de la Liga han alcanzado esa cantidad de lanzamientos alguna vez: Wilt Chamberlain (14), Elgin Baylor (1) y Rick Barry (1). El récord de Kobe estaba en 47 catorce años atrás.

El escolta se retiró segundos antes del final del partido. En sus palabras en el centro de la pista hizo mención a Vanessa, su mujer, por mantener a la familia unida. Gianna, su hija fallecida en el accidente de helicóptero, le lanzaba besos... Bromeó con que siempre le habían pedido que tenía que pasar más la bola y esa noche le decían que no la pasara. Con gritos constantes de “MVP, MVP” se despidió del Staples. Y no fue una despedida perfecta como dijo el que era el entrenador de los Lakers. "Se lo he dicho a los chicos, han presenciado algo histórico. Nunca he visto nada igual. Es el final perfecto”, aseguró Byron Scott. No lo era porque para eso, como dijo el propio Kobe, tendría que haber sido ante los Celtics, en el séptimo partido de las Finales, en casa y ganando el sexto anillo. Sí, el sexto de Jordan.