Los fichajes de Real Madrid y Barcelona en el “mercado de confinamiento”

Si la Liga regresa en junio, como está previsto, habrá muchos partidos y hará mucho calor, de ahí que tener plantillas largas será decisivo en la lucha por el título

Marco Asensio se entrena en solitario en la primera fase de la desescalada por el coronavirus / Real Madrid
Marco Asensio se entrena en solitario en la primera fase de la desescalada por el coronavirus / Real MadridReal Madrid

Esta temporada se ha «abierto» una nueva ventana de «fichajes» más allá de las habituales de verano y de invierno. La desgracia de tener que parar por el coronavirus va a alterar la competición, pero contra eso no se puede luchar, y va a favorecer a unos y perjudicar a otros. Eden Hazard ha tenido un año con muchos problemas en el tobillo izquierdo por culpa de una placa que le pusieron por una lesión cuando estaba en el Chelsea. Frenó en seco en noviembre, reapareció en febrero y dos partidos después se volvió a dañar en la misma zona y tuvo que pasar por el quirófano, lo que significaba que su participación con el club de Chamartín había llegado a su fin. «Está primera temporada está echada a perder», admitió él ya en pleno confinamiento, pero cuando había dudas (más de las que hay ahora) de lo que iba a pasar con el calendario. Roberto Martínez, el español que dirige a la selección de Bélgica, le esperaba para disputar la Eurocopa, pero la pandemia por el COVID-19 fue a más y lo ha cambiado todo. La fecha en la que iba a comenzar el torneo continental de selecciones, que era el 12 de junio, está marcado ahora para que se reanude la Liga, de ahí que el Real Madrid podrá contar con la ayuda de su fichaje estrella en verano para el arreón final de once jornadas. El habilidoso atacante tendrá un sitio seguro en el once de Zidane si está bien, y al menos físicamente sí lo parece. Fue muy comentada su aparición en Valdebebas para pasar el reconocimiento médico y el test, sin esos kilos de más que a veces le traicionan. «Obviamente en verano tenía más peso, pero ahora está muy fino y con muchas ganas de volver a jugar», aseguró su compañero y compatriota Courtois en TVE. A Hazard le ha dado tiempo a disputar 15 partidos (1.122 minutos), en los que ha marcado un gol y ha dado una asistencia. El mes o mes y pico de entrenamientos que quedan le van a servir para terminar de ponerse a punto.

Menos presencia que Eden ha tenido Marco Asensio, para quien el curso 2019/20 iba a ser poco más que de recuperación. En julio se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Es una lesión que requiere una larga recuperación. Su objetivo era llegar a final de campaña (que iba a ser sobre esta fecha) y poder disputar algún minuto. Incluso soñar con la Eurocopa, aunque iba a ser complicado por la falta de rodaje y de participación durante el año. Pero ahora ha ganado tiempo para todo. Se está entrenando como uno más en este comienzo de la desescalada, donde se permite sólo la preparación de forma individual, y va a poder jugar la Liga con garantías, no apurado ni forzando. También puede vestir la Roja en el verano de 2021 si se lo gana en el campo. Es un jugador que ha tenido altibajos desde que llegó al Madrid, pero Zidane confía en él y ha habido momentos en los que ha sido muy importante.

La amplitud de plantilla será decisiva en el cierre de la Liga ante la acumulación de partidos que viene y las altas temperaturas. El Real Madrid está segundo, a dos puntos del Barcelona con once partidos por disputarse. Y el conjunto azulgrana también sonríe en el drama porque recupera a un futbolista muy importante. En enero el club entró en erupción con una polémica tras otra, dentro y fuera del campo. Setién llegó al banquillo para sustituir a Valverde, pese a que el equipo iba líder, y nunca pudo contar con Luis Suárez, que se operó de la rodilla izquierda apenas unos días antes de la presentación del técnico cántabro. Le dio una y mil vueltas Setién: que si Griezmann en punta, que si Messi de «falso 9», que por qué se fue Carles Pérez a la Roma (Dembélé también se lesionó y le quedaron sólo tres atacantes), que si hay que fichar un delantero, y llegó Martin Braithwaite. Luis Suárez ya se ha recuperado y estará desde la reanudación al lado de Messi, su amigo y con el que se entiende perfectamente en el césped. En los 23 partidos que pudo disputar (1.756 minutos), el uruguayo logró 14 goles y 10 asistencias. La tormenta directiva sigue, pero el Barça resistió en el campo para afrontar el final desde lo más alto. También Dembélé podría acabar uniéndose al grupo, pero para la Champions, pues en el campeonato doméstico ya no tiene ficha.

LaLiga busca campeón, y los dos aspirantes tienen refuerzos.