La increíble dieta de Novak Djokovic con... gotas de plata

El serbio asegura que la mayoría de su alimentación procede de “fuentes vegetales”

Novak DjokovicDarko VojinovicAP

Novak Djokovic cambió hace cinco años su alimentación por completo y eso se reflejó en su tenis. El número uno del mundo reveló en una charla con compañeros del circuito y de la WTA las claves de su dieta. El serbio descubrió en 2015 que era intolerante al gluten y ha ido evolucionando hasta convertirse en un obseso de la alimentación. Nole asegura que sigue una dieta tan de moda como el ayuno intermitente, según el cual pasa una importante cantidad de horas sin comer absolutamente nada desde la cena en la tarde-noche hasta el desayuno del día siguiente. "Intento alcanzar las 16 horas sin consumir calorías importantes o que suponga un gasto de energía de mi cuerpo para hacer la digestión. No lo hago todos los días, pero me gusta hacerlo”, asegura Djokovic.

“Me gusta despertarme y beberme un vaso de agua caliente con limón y gotas de plata, que son muy buenas para todas las bacterias y ese tipo de cosas de detox”, dice Novak. “Me hago un smoothie verde con espinacas, verduras y espirulinas. También desayuno mucha fruta”, apunta el de Belgrado. Garbiñe Muguruza, que intervino en la conversación mientras cocinaba una tortilla de patata, bromeó con Djokovic. "No suelo comer esas cosas. Conmigo no te gastarías mucho dinero en comida puesto que no suelo comer nada durante la mitad del día”, afirmó el balcánico.

Su diesta está basada en “fuentes vegetales” como frutas, verduras, legumbres, frutos secos o soja. “Lo cierto es que crecí siguiendo una alimentación totalmente opuesta a ésta, ya que comía carne tres veces al día. Lo cambié y estoy muy feliz de haberlo hecho”, cuenta Nole. Incluso asegura que si invita a los amigos a su casa para hacer una barbacoa él se compone su propio menú a base de ensaladas, patatas o verduras.