Renault anuncia el fichaje de Fernando Alonso

El asturiano regresa a la Formula 1 con un contrato por tres años desde 2021. Su compañero será Esteban Ocon

La escudería francesa ha comunicado oficialmente el fichaje del piloto asturiano, que volverá a la F1 después de dos temporadas alejado de la categoría reina. Decía Flavio Briatore recientemente que Fernando Alonso se había “desintoxicado” de la Formula 1 y que eso era una gran noticia para volver más fuerte. Un año le había bastado para recuperar la motivación, lograr otros objetivos y poder regresar con otra perspectiva. Hoy el asturiano vuelve a la actualidad (si es que alguna vez dejó de serlo) porque Renault anuncia su vuelta a la F-1 con la escudería francesa, la tercera vez que el ovetense aterriza en esta escudería.

Lo hará para la temporada 2021 y, sobre todo, para 2022, que es la campaña en la que cambia todo el reglamento técnico y eso crea más oportunidades. El bicampeón del mundo volverá con 39 años y en el ecuador del calendario se plantará en los circuitos con 40. Alonso está fuerte, con ganas, y, de hecho, no quiere distraerse de su verdadero objetivo, que no es otro que lograr la Triple Corona y para eso todavía tiene que ganar las 500 Millas de Indianapolis, algo que intentará en agosto.

El ovetense regresará como en su día lo hicieron pilotos míticos como Niki Lauda, Alain Prost o el propio Michael Schumacher. Algunos volvieron a ser campeones y otros no pudieron mantener el ritmo que habían mostrado antes de optar por un tiempo sabático. El caso de éxito más reciente es el de Alain Prost. Lo despidieron de Ferrari en 1991 por decir que el monoplaza era lo más parecido a conducir un camión y debió tomarse un año de descanso porque una de las cláusulas de su contrato con la escudería italiana le impedía, bajo amenaza de fuerte penalización económica, fichar por el equipo Williams, el máximo rival de Ferrari en ese momento. Fue entonces cuando Prost decidió descansar y volver en 1993 para lograr su cuarto título de forma contundente. Tenía 38 años.

Otro caso sorprendente fue el de Niki Lauda. Con dos títulos en el bolsillo y varios años desastrosos por no elegir bien el equipo, anunció su retirada en 1979 para dedicarse completamente a su aerolínea, Lauda Air, que todavía hoy existe con otros propietarios. Las cosas le fueron tan mal que debió volver en 1982 con McLaren a los 33 y sólo dos años después se proclamó campeón del mundo por tercera vez.