El tenista búlgaro Dimitrov avisa sobre lo duro que le golpeó el coronavirus

El tenista se infectó en el Adria Tour que organizó Djokovic en junio. Ha vuelto a las pistas en el Masters 1.000 de Cincinnati con una victoria

Grigor Dimitrov
Grigor Dimitrov venció en su regreso a las pistasFrank Franklin IIAP

Grigor Dimitrov volvió a las pistas en el Masters 1.000 de Cincinnati con triunfo sobre el francés Ugo Humbert por 6-3 y 6-4. El búlgaro dio las “gracias” por haber podido jugar. “Pero esto va más allá del tenis, de ganar o perder”, aseguró el actual número 19 del mundo. Se refería a que hace no tanto lo pasó muy mal por culpa del coronavirus. Participó en el Adria Tour que organizó Djokovic el pasado junio y fue uno de los muchos positivos en Covid-19, entre ellos el propio número uno del mundo y su mujer, que pasaron la enfermedad sin síntomas graves. No fue el caso de Dimitrov. “La primera semana fue simplemente trágica. Empecé caminando. Realmente no podía hacer ningún ejercicio. No podía levantar pesas. No podía jugar al tenis. Fueron momentos realmente oscuros”, aseguró. Poco a poco se fue recuperando, cogió la raqueta un día 20 minutos, al siguiente un poco más, y después de pensárselo mucho decidió acudir a Nueva York, donde se está disputando el Masters 1.000 de Cincinnati. “Me gustaría que la gente se conciencie y sepa que no importa quién seas y lo fuerte y saludable que seas. Esta cosa no le pregunta a nadie. Todos somos iguales ante la enfermedad”, avisó el búlgaro.