El español que ha subido 93 puestos en el ránking y se ha ganado plaza para Roland Garros con 17 años

Carlos Alcaraz ganó el Challenger de Trieste. En España, sólo Nadal conquistó un torneo más joven. Lo entrena Juan Carlos Ferrero

Carlos Alcaraz sigue dando pasos adelante en su prometedora carrera. Si el pasado febrero, todavía con 16 años, ganó su primer partido en un torneo ATP, al superar a Albert Ramos en Río de Janeiro por 7-6, 4-6 y 7-6; este domingo, con 17 (los cumplió en mayo), conquistó su primer torneo Challenger al imponerse en la final de Trieste al local Riccardo Bonadio en dos sets (6-4 y 6-3). Con ello culmina una semana y media fantástica en la que ha ganado siete partidos en nueve días, ya que tuvo que disputar la fase previa. El premio para el murciano es que ha sumado 105 puntos ATP, lo que le ha valido para dar un salto de 93 puestos en la clasificación. Estaba el 310 y ahora es el 217, con lo que se ha ganado el derecho a disputar la fase previa de Roland Garros, torneo cuyo cuadro final se disputa a partir del 21 de septiembre. Alcaraz sigue en Italia para disputar ahora el Challenger de Cordenons.

El único tenista español en la historia capaz de ganar un torneo a una edad más temprana se llama Rafa Nadal. Carlos Alcaraz intenta evitar las comparaciones con el fenómeno balear. “Siempre he dicho que no me gusta que me comparen con Rafa, pero ese dato es increíble y para mí es un gran logro. Tengo que hacer mi propio camino y disfrutar de estos momentos tanto como pueda. He aprendido mucho esta semana”, aseguró en la web oficial de la ATP tras su triunfo. Está muy bien asesorado en la pista y fuera de ella por Juan Carlos Ferrero, que es su técnico (el murciano se entrena en la academia del ex número uno, la Equelite, en Alicante). “Lo más importante que le ha dado a mi juego es que me ha ayudado a encontrar la actitud correcta cuando estoy compitiendo. Ha estado siempre tranquilo y enfocado en la pista y eso es lo que he intentado hacer también cuando juego”, analiza Alcaraz a Ferrero. Para conocer un poco más del estilo de juego de Carlos se puede ver aquí. Él asegura que se parece más a Federer que a Nadal. Lo que sí tiene en común con Rafa es su pasión por el golf.