Las emocionadas lágrimas de Banega en su despedida del Sevilla

El centrocampista no ha podido evitar las lágrimas al acordarse de lo vivido

No ha podido aguantar más y Banega se ha echado a llorar en su despedida del Sevilla. “Me enseñaron que rendirse estaba prohibido”, ha dicho entre lágrimas. “Me marcho sin reprocharme nada”, ha continuado y ha agradecido al presidente, a Monchi y a los entrenadores. “Este año disfruté muchísimo”, ha dicho a sus compañeros. “Me llevo lo mejor de cada de uno de ustedes”.

Queridos sevillistas, llegó el momento de despedirme de todos ustedes. Cinco años maravillosos en los que fui muy feliz. Me dieron confianza para crecer como futbolista y crecer como persona. Nunca olvidaré las UEFAS que conseguimos juntos, los momentos buenos y no tan buenos. He crecido como futbolista, pero sobre todo, como persona. Acá me enseñaron que rendirse está prohibido. Valió la pena. Vestí 238 partidos con esta camiseta. Quiero agradecer al presidente y a la directiva el trato recibido. A Monchi, por creer en mí y darme la oportunidad de jugar en este club, que ha sido el más importante de mi vida”, ha sido su discurso.

Estaba muy emocionado el centrocampista argentino. “A la afición, jamás voy a olvidar lo que nos dieron. Muchas gracias”. Y por último (min. 2:09), ha dicho “a mi mujer e hijos por acompañarme en esta aventura”. Y se ha echado a llorar. “Gracias por dejarme ser parte de tu historia, gracias por los éxitos que me brindaste. Aseguro que allá donde vaya, siempre habrá un sevillista más. Hasta siempre. Hasta siempre, mi Sevilla.