Nadal, del partido perfecto al aburrimiento del hotel

Rafa terminó muy satisfecho con la victoria ante Carreño

Rafa Nadal, en la central del Foro ItálicoRICCARDO ANTIMIANIPool via REUTERS

Una semana en Roma da para mucho... si no estás medio confinado entre el hotel y las pistas del Foro Itálico. Nadal debutó en el único Masters 1.000 del año sobre tierra batida ante Pablo Carreño con un partido soberbio. En octavos le espera el ganador del Lajovic-Raonic, pero eso será el viernes. Rafa era un hombre feliz después de su reaparición seis meses después: "Es una gran noticia estar de vuelta, aunque obviamente nada es lo mismo. Las sensaciones no son las de siempre, pero he jugado un buen partido, posiblemente él estuviera un poquito cansado después de su trayectoria en Nueva York, hizo un grandísimo torneo. Para mí ha sido un arranque perfecto, he jugado muy sólido, conectando buenos tiros tanto con mi derecha como con el revés, además tampoco cometí demasiados errores no forzados. Ha sido un partido muy serio donde hice muchas cosas bien, ha sido un partido fantástico, no se puede pedir más. Empezar de esta manera ha sido una gran inyección de energía positiva”.

Eso dentro de la pista porque fuera, en Roma, una de las ciudades favoritas de Rafa, nada es igual: “Estamos un poquito aburridos, la verdad. Todo lo que hacemos es estar en el club y en la habitación, aunque es verdad que también tenemos una sala para comer. Estamos en un hotel aquí arriba desde donde se puede ver todo Roma, algo es algo. La única cosa negativa es que tenemos un hotel con una terraza fantástica y un jardín precioso que no podemos pisar. Quizá nos podrían haber dejado a los jugadores un pequeño terreno de ese jardín para respirar un poquito de aire libre. Por suerte, el club es enorme y es precioso caminar por aquí, he descubierto lugares que no había conocido en estos quince años”.

Rafa ve margen de progreso para el fin de semana y para lo que llega después, París. “Tendré que mejorar muchas cosas, por supuesto, ese es el camino. La única manera de mejorar es seguir entrenando con la actitud y la intensidad correctas de cara a los partidos que vengan luego. Ese entrenamiento me ha dado la posibilidad de jugar un gran partido ante un rival muy bueno. Jugar un siguiente partido siempre son buenas noticias, mucho más si es aquí".