Paga a un sicario un millón de euros para matar a su marido futbolista

Intentó convencer a su amante, pero éste no se atrevió

Yagmur Asik llegó a comprar un trozo de carne para que amante perdiera el miedo a disparar a la carne de una persona. Pero su amante se negó: “No puedes hacerlo”, le gritó ella indignada, según contó él. “Intenté hacerlo pero entrecerré los ojos”, ha contado. Quería que ensayase para disparar a su marido, el futbolista Emre Asik, que ha jugado en el Galatasaray, en el Fenerbahce y el Besiktas.

Dicen que quería asesinarlo y así quedarse con su fortuna. Su amante no dio el paso. “Tuve un romance con Yağmur. Solo estaba pensando en heredar la fortuna después de la muerte de Emre Aşık. Ella me pidió que lo matara, pero me negué”, ha contado,

Entonces ella dio un paso más: ofreció a un sicario que había salido de la cárcel más de un millón de euros. Estaba ya todo planeado, le había conseguido un arma y habían buscado alguna zona segura donde enterrar el cáddaver.

Pero el sicario pensó que no era un buen negocio y que tampoco era un buen plan y confesó.

Ahora el asunto va a juicio. El matrimonio, con tres hijos, aún no se ha divorciado.