Los sueños cumplidos de Morata

Es el futbolista español por el que más dinero se ha pagado en traspasos. El cuarto en el mundo, sólo superado por Neymar, Cristiano Ronaldo y Lukaku

Álvaro Morata soñaba con regresar a la Juventus. Eso dijo en su presentación como nuevo jugador del equipo bianconero y al delantero internacional español no se le puede negar que le pone ilusión a los equipos en los que juega.

Las redes han hecho sangre con esa afición suya a cumplir sueños. «Estoy donde quiero estar», dijo cuando le fichó la Juventus. «Mi sueño es jugar aquí y me voy a dejar la vida por hacerlo», aseguró en su regreso al Real Madrid. «De pequeño soñaba con meter goles con el Chelsea», dijo en su presentación con el equipo londinense. Aunque su sueño de verdad era jugar en el Atlético, como quedó claro en su primer día como rojiblanco.

Pero los sueños de Morata son sólo una anécdota que no define al jugador más caro de España. Ningún futbolista español acumula tanto dinero en traspasos como él. Es el cuarto jugador más caro del mundo en ese concepto. Morata ha movido 189 millones en traspasos. Por delante de él sólo están Neymar, Cristiano Ronaldo y Lukaku y podría superar a los dos últimos si al final de temporada la Juventus ejecuta la cláusula de compra.

La trayectoria de Morata refleja dos cosas evidentes: que el gol es lo que más cuesta en el fútbol y que le cuesta asentarse en un club. Sólo en la Juventus lo ha conseguido en su primera etapa. Por eso y por la confianza que le ha demostrado Pirlo –ahora su entrenador, antes compañero en el equipo juventino– no es extraño que haya querido regresar a Turín.

En la decisión ha pesado también la intención de su esposa, la modelo italiana Alice Campello, de regresar a su país. Demasiadas cosas a favor de la Juventus, con la que marcó 27 goles y dio 18 asistencias en dos temporadas.

Pirlo no ha tardado en demostrarle su confianza. Fue titular en el partido contra la Roma, aunque lo sustituyó Douglas Costa en el minuto 58. «Siempre noté la confianza de la Juventus. Hablé con el técnico [Andrea Pirlo] con Fabio [Paratici, director deportivo] y tenemos una relación normal entre profesionales, con un buen recuerdo y grandes desafíos por delante», aseguraba en su presentación con la Juventus.

«No he pasado buenos momentos en algunas partes de mi carrera, pero estoy en el sitio correcto en el momento correcto. Sé qué tengo que hacer para no volver a vivir situaciones que viví en el pasado. Pero el pasado es pasado, ésta es otra oportunidad. Es la oportunidad de mi vida», reconocía Morata.

Al delantero español le ha costado mantener una posición importante en sus equipos. Le pasó en el Chelsea, donde en la primera mitad de la temporada competía por el trofeo de máximo goleador y acabó siendo suplente. Lo mismo le sucedió en el Atlético, donde llegó ilusionado y reclamado por el «Cholo» Simeone, pero el paso de los meses le hizo perder protagonismo. Ni siquiera le sirvió de mucho ser el máximo goleador destacado del equipo. En los partidos importantes nunca era la primera opción para el Cholo, que siempre elegía a Diego Costa.

En la Juve sabe que la competencia es Cristiano Ronaldo. Igual que le sucedió en el Real Madrid. Pero el paso del tiempo ha calmado los ánimos de Álvaro. Parece. «Como delantero claro que me gustaría marcar 40 goles, pero he visto muchos delanteros que han marcado 40 goles y no ganaron nada. Yo a lo mejor marqué quince, pero he ganado mucho», asegura. «Si miras los números, mejor que juegues al tenis. Este es un deporte colectivo», dice. «Tengo que trabajar. Todos mis compañeros me conocen y saben que lo voy a dar todo para ayudar. Crecí mucho. Debo esperar mi oportunidad», afirma. Entre esos compañeros sigue estando Chiellini, que lo descentró con la selección en la Eurocopa de 2016. Ahora es su capitán.