“Le golpeé, le eché gasolina, hice un hoyo y puse ahí los huesos”

El luchador Marty Jannetty da los detalles de su venganza contra un hombre que abusó de él

Marty Jannety dio más detalles del asesinato que había confesado hace meses. Con frialdad, sin remordimientos, fue muy explícito sobre lo que hizo: Lo que sucedió fue hace 40 años ¿Qué crees que me iba a hacer después de violarme? Porque muchas víctimas de violación son asesinadas después", aseguró en ‘Hannibal TV’.

“Lo golpeé con el ladrillo... un trozo de cemento. Y si golpeas a alguien en la sien, es muy vunerable. Evidentemente lo golpeé demasiado fuerte y murió allí mismo. Mi primo y yo echamos gasolina sobre el cuerpo y lo quemamos. Había tantos huesos que excavamos un hoyo y pusimos los huesos allí”, dijo con claridad.

Era la primera vez que lo contaba: “Nunca le he dicho a nadie esto, ni siquiera a mi hermano Geno, ya que él lo habría matado y no quería que mi hermano se fuese... Diablos, él había vuelto a casa de Vietnam hacía poco (...) Sólo tenía 13 años, estaba en el callejón del bowling Victory Lanes comprando hierba de un cabrón que trabajaba ahí y puso sus manos encima de mí. Me arrastró al fondo del edificio, ya saben lo que iba a intentar hacer”.

Considera que se mereció lo que le pasó. Está orgulloso de su venganza: “Esa fue la primera vez que hice que un hombre desapareciera. Nunca lo encontraron. Deberían haber buscado en el río Chattahoochie. Eso fue hace mil millones de años. Además, tengo la satisfacción de saber que ese maldito nunca le hizo eso a otro niño”, apuntó el famoso l