15 de febrero de 1959: El día que se agotaron los televisores

El Real Madrid se llevó el primer clásico televisado de la historia. Di Stéfano, Gento o Kubala estaban sobre el césped pero, ese día, una cámara fue la estrella

El primer clásico televisado
El primer clásico televisadoArchivoLa Razon

El 24 de octubre de 1954 TVE televisó su primer partido en su etapa de pruebas. Los protagonistas fueron Real Madrid y Racing de Santander, y el escenario el estadio Santiago Bernabéu. El Real Madrid venció por 3 a 0. Sin embargo, se considera que la primera vez que se emitió un encuentro por televisión fue en el año 1959. Se acababa de inaugurar el enlace de señal entre Madrid y Barcelona y en la capital catalana se agotó la existencia de televisores en las tiendas. El Barça llevaba siete años sin ganar la Liga. El encuentro, disputado en el Santiago Bernabéu, fue seguido por televisión por un millón de personas. El Real Madrid ganó 1 a 0 al Barça gracias a un gol de Herrera.

Sobre el campo estaban figuras de la talla de Di Stéfano, Gento, Puskas, Kopa, Ramallets, Luis Suárez, Kubala.... Pero aquel Real Madrid-Barcelona del 15 de febrero de 1959 pasó a la historia por las cámaras. En blanco y negro, el Real Madrid se apuntó el primer clásico televisado ante un millón de espectadores.

Cuentan las crónicas del momento que en las Ramblas de Barcelona, los comercios de electrónica abrieron en domingo para sintonizar el partido en sus televisores. Cientos de personas se agolparon frente a los escaparates, con los niños subidos a hombros, para seguir el choque desde la distancia. Entonces apenas había en España 10.000 televisores. Cada aparato costaba unas 30.000 pesetas. Era un artículo de lujo.

Primer clásico televisado
Primer clásico televisadoArchivoLa Razon

Pye Mk3: la estrella del encuentro

En el Bernabéu las cámaras recibieron trato preferente. Como si fueran una autoridad. Unas Pye Mk3 fabricadas en el Reino Unido que incorporaban como novedad el orticón, un tubo de enorme sensibilidad.

En la banda, protegida por ‘los grises’ pero en medio del público, se plantó una de aquellas unidades. Como una espectadora más entre las 90.000 localidades que tenía entonces el estadio, 10.000 más que ahora. La Dirección General de Radio y Televisión asumió los gastos tecnológicos, y además pagó 150.000 pesetas al Real Madrid, por posible daño en taquilla, nada más lejos de la realidad ya que el campo estaba lleno y la reventa fue un negocio nada desdeñable aquella jornada.

Chus Herrera marcó en el minuto 79 el gol que dio el triunfo a los de casa. Se disputaba la jornada 25 de liga y ocho encuentros después, el Barcelona ganó el campeonato con una diferencia de cuatro puntos. Pero aquel 15 de febrero el resultado fue lo de menos. Los partidos televisados comenzaban a formar parte de nuestra vida de una forma imparable.

Con el paso de los años, la transmisión en directo de un partido de cada jornada de Liga –los domingos a las 20:00- se convirtió en uno de los espacios más populares y seguidos de la programación.