Dos líderes en un igualadísimo inicio en Chipre

Dos jóvenes, uno inglés y otro norteamericano, desconocidos quizá para el gran público, se han colocado en lo más alto de la primera vuelta del Aphrodite Hills Cyprus Open. Johannes Veerman y Mitch Waite han logrado poner el listón más alto que nadie, con 64 impactos

Primera ronda Chipre Open
Primera ronda Chipre OpenEuropean Tour

No han quedado muy lejos Johannes Veerman y Mitch Waite de colocar dobles dígitos nada más arrancar la cita de Chipre. Sin hacer ningún tipo de ruido en la previa, sin entrar en las apuestas y sin levantar la voz, lograban a golpe de birdie (cinco para el primero y siete para el segundo, además de un eagle para cada uno) prender la mecha del torneo.

Ambos son dos amateurs de enjundia que saben lo que es foguearse en torneos internacionales y que ahora quieren demostrar que también pueden hacerlo al máximo nivel. Es verdad que no están aquí las principales figuras, pero también es cierto que han demostrado mimbres de sobra para, por lo menos, llegar con opciones al domingo. Esperemos que sea así y ofrezcan un gran espectáculo.

Por detrás suya están, a un golpe, hasta cinco jugadores, y luego otros diez a dos golpes, entre los que aparece Gonzalo Fernández Castaño. Muy bien el español sin cometer un solo error en los primeros 18 hoyos, anotando en su tarjeta cinco birdies y sabiendo domar el viento de Chipre.

Más abajo del español aparecen Jordan Smith y Laurie Canter (67), Alexander Levy (68) Nicolas Colsaerts (69), Joost Luiten (70), o Gavin Green (75), este ya muy abajo.

Y si hablamos de los españoles, la mayoría están por la zona media de la tabla. Álvaro Quirós terminaba con 68 golpes, Sebastián García Rodríguez, Nacho Elvira, Carlos Pigem y Jorge Campillo con 69; Alejandro Cañizares con solo uno más y, por último, Pablo Larrazábal entregaba 71 impactos, siendo el peor de los nuestros.