Tyson revela cómo reaccionó Brad Pitt al pillarlo en la cama con su segunda esposa

El boxeador se mofa en sus memorias de lo asustado que estaba el actor y cómo pedía clemencia

Mike Tyson junto a Robin Givens
Mike Tyson junto a Robin GivensArchivoLa Razon

La leyenda del boxeo Mike Tyson está más asentado que nunca, y eso podría deberse a la influencia de su nueva esposa, Lakiha Spicer. Sin embargo, la vida del “hombre de acero” ha sido tumultuosa con tres matrimonios anteriores que dieron mucho que hablar.

En sus memorias, “Toda la Verdad”, el púgil cuenta detalles de sus ex esposas, entre ellos una sorprendente revelación que implica al actor Brad Pitt.

La historia de amor más explosiva que Mike había tenido llegó en el apogeo de su fama con la que sería su segunda esposa, Robin Givens. Se casaron 11 meses después de su primera cita, en la que, según cuenta, se les unieron su madre y su publicista. “Mis habilidades sociales consistían en dejar a un chico en coma, así que quizás Robin era justo lo que necesitaba”. Según Tyson, tuvieron una boda arreglada apresuradamente cuando Givens anunció que estaba embarazada.

Según cuenta, él ya había dado a Givens y a su madre 3 millones para comprar una propiedad en Nueva Jersey, además de poner ,5 millones en otra cuenta para ella y su madre. Pero poco después de ingresar el dinero, Robin le dijo a Mike que había tenido un aborto espontáneo. La pareja apareció más tarde en una vergonzosa entrevista con la periodista estadounidense Barbara Walters, donde Givens llamó a Tyson “intimidante” y dijo que ella y su madre tenían miedo de su temperamento. Givens solicitó el divorcio poco después de la entrevista, pero continuaron viéndose.

En una de la ocasiones en las que Tyson fue a ver a su pareja cuenta que se la encontró manteniendo relaciones sexuales con Brad Pitt y el púgil se mofa en el libro de la reacción del actor. “Amigo, no me golpees”, dijo Pitt al ver al peso pesado enfadado. “Tenías que ver la expresión de su rostro mientras gritaba no me pegues”, escribió Tyson en su libro. “Parecía que estaba listo para recibir la extremaunción”, concluye el púgil entre bromas.