La terrible caída en la Copa del mundo de esquí a 140 kilómetros por hora

En la pista de descenso de Kitzbühel se han tenido que llevar a dos competidores en helicóptero por unas caídas terroríficas

La caída de Urs Kryenbuehl
La caída de Urs KryenbuehlGiovanni AulettaAP

El suizo Beat Feuz se impuso este viernes en la legendaria Streif, la temida pista del descenso de Kitzbühel (Austria), con una ventaja de 0.16 segundos sobre el austríaco Matthias Mayer.

La pugna entre ambos animó una jornada accidentada, por la salida de pista del estadounidense Ryan Cochran-Siegle y la espeluznante caída del suizo Urs Kryenbuehl cuando ya encaraba el último salto del recorrido. En esa zona, los esquiadores alcanzan velocidades superiores a los 140 kilómetros por hora.

La evacuación de ambos en helicóptero refleja la peligrosidad de una prueba marcada en rojo en el calendario de la Copa del Mundo de esquí alpino.

En ese marco logró Beat Feuz, segundo en la general de descenso, un triunfo de gran prestigio frente al líder de la especialidad.

A 0.56 segundos de su tiempo se quedó el italiano Dominik Paris, tercero.

El francés Johan Clarey (+0.89) y el alemán Andreas Sander (+0.95) completaron el top-5.

Ante ellos se desquitó Beat Feuz de los cuatro segundos puestos que anteriormente había logrado en el descenso de Kitzbühel. El suizo se vio por fin como vencedor en una jornada extremadamente larga. Debido a las interrupciones por las caídas de Cochran-Siegle y Kryenbuehl, en tres horas apenas pudieron descender 30 esquiadores. Otros 25 se quedaron sin poder tomar la salida.

El descenso de este viernes en Kitzbühel sustituye al que no pudo celebrarse la pasada semana en Wengen. Los esquiadores tendrán una segunda oportunidad de enfrentarse a la temible Streif este sábado. El supergigante del domingo cerrará este fin de semana de actividad en la estación austríaca. EFE