Las tres claves del éxito del nuevo Vinicius en el Real Madrid

El joven delantero brasileño se ha convertido en el futbolista más decisivo por su valentía. Ya no se oye a quienes pedían un intercambio con Mbappé

Vinicius Junior celebra el primer tanto del Real Madrid contra el Liverpool
Vinicius Junior celebra el primer tanto del Real Madrid contra el LiverpoolAFP7 vía Europa Press

No fue en una arrancada hacia el área, ésas en las que Vinicius es casi un cometa y se oye la voz ronca de Casemiro: “Va, Vini, va”, o el grito de Sergio Ramos desde la grada: “Dale, Vini, dale”. No fue en una de esas jugadas cuando se dijo la frase que resumió el partido del brasileño contra el Liverpool y la confianza que tienen ya sus compañerose en él. No, ocurrió en el campo del Madrid, en la banda donde estaba Klopp de los nervios, en una jugada sin peligro, un balón que se iba fuera y que se convirtió en una pelea entre Vini y un jugador rival, se picaron y Vini se creció y fue ahí cuando se oyó de nuevo la voz del capitán Ramos, desde la grada: “¡Te lo comes, bicho!”, gritó.

Porque va sobrado de personalidad Vinicius, que no se arruga nunca ni ante los rivales ni ante el público o ante sus errores. Si falla una ocasión clara, va por la segunda sin miedo; si las cámaras desvelan una conversación de Benzema en la que no le trata excesivamente bien, lo soluciona dándole un pase decisivo en el partido siguiente. Este verano cumple 21 años pero ya parece que lleva toda una eternidad en el Real Madrid, donde ha vivido de todo y donde no se puede negar un progresión que empieza a confirmar el esfuerzo económico que hizo el club blanco cuando sólo era un adolescente que destacaba y mucho en Brasil.

Aprende cada día, pero a diferencia de otros jóvenes, él aprende mientras resuelve los partidos más complicados y se convierte en la solución a los problemas de ataque del Madrid en los días espesos y en un arma decisiva cuando el rival ataca. Con Vinicius saber que en cualquier momento le van a clavar un puñal por la espalda. Todo el mundo sabía que iba a ser la gran amenaza del conjunto blanco porque lo lleva siendo durante toda la temporada y, como sucede con los grandes futbolista, el Liverpool fue incapaz de detenerlo.

Hay tres claves en el nuevo Vinicius.

  1. Ha mejorado en el remate porque Zidane insiste, a él y a todos los compañeros, que un jugador que mete goles entra en otra galaxia y Vini dedica a eso más tiempo que antes con excelentes resultados.
  2. No es un delantero brasileño de los de antes, que veían en el fútbol una diversión. Para Vini es una profesión y triunfar en el Madrid, un destino.
  3. Por eso entrena los remates, cuida su alimentación como sólo suelen hacer los veteranos que han madurado y lo mismo hace con su descanso.

Como comparten banda, quien más le buscó fue Mendy, que le suele poner balones en largo para que corra, aunque sin precisión, después Casemiro, que es quien le cuida, quien le aconseja y quien le dice lo que tiene que hacer en el campo. Si se oye un “va”, Vini ya sabe que tiene que correr sin mirar atrás, pero también le corrige y le ayuda a posicionarse. También lo hace Zidane, a quien Vini corrió a abrazar tras marcar el segundo tanto. El francés sabe que se encuentra con un futbolista distinto e intenta manejarlo. A veces, le da protagonismo, pero otras veces no cuenta con él. Sin embargo, cada vez parece más´decidido a dar a Vinicius un papel principal en este equipo. Falta por ver cómo actuará Zidane cuando Hazard esté completamente listo. Hasta ahora, el belga tenía más galones, por su pasado y porque es un futbolista más hecho o más completo que Vini. En principio, luego las cosas van cambiando.

A veces hay que decirle a quién marcar en un saque de banda rival, porque no lo tiene claro. Lo que es innegable es que Vini escucha, hace lo que le piden y crecen. Benzema es el tercero que más pases le dio. Kroos sólo le pasó cuatro veces, porque le pilla lejos, pero los pases del alemán no es que sean escasos, es que son decisivos. Contra el Liverpool sucedió algo parecido que contra el Barcelona: Toni le dijo donde tenía que ir y ahí le puso la pelota.

Hay una teoria que lleva tiempo sobrevolando el entorno del Real Madrid y que dice que Vinicius sería la mejor moneda de cambio para abaratar el fichaje de Mbappé. No es la primera vez que el PSG pregunta por el brasileño, pero cuando lo ha hecho desde el club blanco siempre se ha contestado lo mismo: no hay nada que negociar, porque Vinicius es una de las bases del equipo del futuro y ya del presente. En Onda Cero preguntaron a Valdano hace días si lo cambiaba por Mbappé y dijo sin dudar que sí. Después de lo que hizo el martes, en el duelo más importante de la temporada para los blancos, la respuesta tenia más matices: Creo que Mbappe está a otro nivel de madurez que Vinicius, pero las posibilidades de Vinicius en un futuro son muy grandes. Cambiaría a Vinicius por Mbappé pero igual en dos años me arrepiento”, reconocía.