Primera División

Simeone supera a Luis en la historia del Atlético

El Cholo es ya el entrenador que más títulos ha ganado con el Atlético, por encima de Luis Aragonés. El equipo es una creación suya cada vez más ganadora

Thumbnail

Helenio Herrera fue el último entrenador que ganó dos Ligas con el Atlético. Hace ya setenta años de aquellos títulos del «Mago», que ganó la segunda en la temporada 50/51. Y antes que él sólo lo había conseguido Ricardo Zamora, que ganó los títulos posteriores a la guerra (1939/40 y 1940/41).

Herrera y Zamora consiguieron los dos títulos de forma consecutiva, aprovechando un equipo campeón para volver a serlo. Simeone lo ha conseguido con siete años de distancia y con Koke como único eslabón entre las dos plantillas ganadores. También estaba Giménez en aquel equipo que ganó la Liga en 2014, pero el uruguayo apenas jugó un partido como aprendiz de Godín y de Miranda y como última opción para el centro de la defensa por detrás de Alderweireld. También estaba Diego Costa en aquella platilla, pero el hispanobrasileño se despidió del Atlético el pasado diciembre.

El mérito de Simeone es que ha convertido al Atlético en un candidato a ganar cualquier trofeo que dispute. Ya ha dirigido y ha ganado más partidos que nadie en el banquillo del Atlético, ha ganado la carrera a Luis Aragonés. Y también en los títulos. Hasta ahora estaban empatados, con siete cada uno. Esta Liga es el octavo para el Cholo.

Antes de que Simeone llegara al Atlético el equipo sólo había disputado dos veces la Liga de Campeones desde que ganara el doblete con Antic. Una irregular travesía de catorce años con dos temporadas en Segunda por medio.

Toda esa incertidumbre ha desaparecido con Simeone, que ha estabilizado al equipo y al club entre los tres mejores de España. Sólo el Atlético se ha entrometido en la disputa entre Real Madrid y Barcelona por la Liga desde 2005.

Todo eso lo ha conseguido Simeone sin apartarse del discurso del partido a partido, aunque trabaje a largo plazo. Para esta temporada, además, perdió a dos de sus colaboradores más cercanos desde que llegó al Atlético: el «Mono» Burgos y Pepe Pasques. El lugar del «Mono» lo ha ocupado Nelson Vivas sin que se note la transición. A Pepe Pasques no le ha hecho falta sustituirlo.

A pesar del tiempo pasado desde que llegó al Atlético, Simeone ha conseguido que al equipo no le venza la rutina. Han cambiado muchos jugadores en estos años, pero la intensidad sigue siendo la misma. Y la personalidad del Cholo ha conseguido invadirlo todo para que no se note la ausencia de liderazgo en el campo sin el carácter de esos jugadores que «mandaban» sobre el césped cuando consiguió la primera Liga, como Godín, Gabi y Tiago, los capitanes en la plantilla de 2014.

El Atlético es el equipo que mejor ha trabajado el físico y la cabeza de sus jugadores durante la pandemia. La temporada pasada el equipo entró con muchas dudas en el confinamiento y salió con una seguridad extrema. No perdió ninguno de los once partidos que se jugaron en Liga tras el confinamiento. Ganó siete y empató cuatro y la racha continuó en el comienzo de este curso. En la primera vuelta ganó quince partidos, empató tres y perdió uno, el derbi en Valdebebas. Y ese comienzo es el que le ha hecho campeón, aunque el equipo ha demostrado su fortaleza mental cuando han llegado los momentos decisivos. Cuando la ventaja había mermado hasta los dos puntos ha conseguido mantenerlos.

Simeone ha encontrado siempre una solución a cada problema. Con la defensa de cinco con Carrasco como carrilero o inventándose a Llorente como goleador ha mejorado siempre al equipo. Y ha conseguido, además, que el equipo no eche de menos a su público, aunque el apoyo de la gente siempre ha estado ahí.

«Ha sido emocionante empezar el partido y escuchar a nuestra gente a lo lejos», decía el Cholo después de la decisiva victoria ante la Real Sociedad. Aficionados rojiblancos se habían concentrado en la explanada de acceso al Metropolitano y no dejaron de animar durante todo el partido. «Entiendo al Gobierno y todo lo que se genera por lo que ha sucedido. Pero el fútbol necesita a la gente, al menos un poco de gente porque es mucho el tiempo que no está. Y el fútbol es de la gente y si no está la gente es todo muy triste», añadía.

Simeone no entiende el fútbol sin público y los aficionados del Atlético no entienden a su equipo sin el Cholo.