La foto secreta en la playa que da más morbo al escándalo de las bolas anales del ajedrez

La polémica entre Carlsen y Niemann no se cierra nunca, pero una nueva imagen aporta otro punto de vista a las acusaciones de trampas del noruego

El escándalo Niemann-Carlsen sacude al ajedrez
El escándalo Niemann-Carlsen sacude al ajedrez FOTO: Archivo La Razón

La polémica en el mundo de la ajedrez entre Niemann y Carlsen no tiene fin. Principalmente porque el gran campeón noruego sigue acusando a su joven rival de hacer trampas, pero no presenta ninguna prueba y todo depende de las creencias o afinidades de cada uno. Hay quien se fía de Carlsen por el prestigio que tiene en el ajedrez y hay quienes consideran que por gran maestro que sea no puede ir acusando a un rival de tramposo sin tener algo que justifique esas duras palabras. Porque ha dado lugar a todo tipo de teorías acerca de las trampas que podría estar haciendo. La más viral, la más loca, fue la que dejó en el aire Elon Musk diciendo que el rival del noruego podía estar comunicándose a traves de bolas anales vibradoras. Llegó a tal punto que Niemann aseguró que si hacía falta la próxima vez jugaría desnudo.

Carlsen se vio sorprendido en la Copa Sinquefield y después se dejó perder en la siguiente partida que ambos disputaron. Al noruego no le cuadraba la tranquilidad con la que Niemann afrontaba los movimientos, la seguridad con la que respondía a todo lo que Carslen planteaba y como le pareció tan raro, tan fuera de lugar que la única conclusión posible a la que llegó Magnus, quizá uno de los hombres más inteligentes del planeta fue que su rival estaba haciendo trampas.

A partir de ahí, cualquier teoría vale, pero estos días se ha revelado una foto que no se conocía y es del 12 de agosto, en la playa de Miami, en la que se ve a los dos jugadores en una partida en la arena. Y ahí algunos han encontrado la clave para el caso.

Carlsen y Niemann juegan al ajedrez en agosto en la playa de Miami
Carlsen y Niemann juegan al ajedrez en agosto en la playa de Miami FOTO: La Razón (Custom Credit)

Aunque en un principio se pensó que era una foto promocional para un torneo, y otros añaden que no se entiende el rencor que después Carlsen mostró contra Niemann si en esta foto de la playa se ve a ambos de buenas maneras disputando, sin ningún tipo de enemistad, una partida de ajedrez. Ha sido el ajedrecista Anish Giri quien ha contado en las redes sociales cómo fueron los primeros movimientos. Asegura que Carlsen, que iba con negras y que a pesar de eso sus primeros quince movimientos fueron asombrosos y dejaron fueran de juego a su rival. La superioridad del noruego fue absoluta.

Sin embargo, después, cuando se enfrentaron en la Copa Sinquefield Nieman mostró unos conocimientos y una manera de jugar muy alejada a la partida en la orilla del mar. Eso, más que sorprender, hizo aumentar las sospechas aún más del noruego. Porque muchos comentaristas coinciden en que cuando Magnus Carlsen supo que Niemann iba a ser su rival ya se le vio bastante contrariado. No quería jugar contra él. “Ya estaba molesto por la inclusión de Hans en la Copa Sinquefield. (...) ¿Qué pasó en esos pocos días (entre los torneos de Miami y la Copa Sinquefield)? Eso es lo que no sé”, aseguraba en un podcast el gran maestro Fabiano Caruana.