Real Madrid

Fútbol

Ancelotti y los horarios impresentables

El entrenador del Real Madrid asegura que jugar a las 22:00 en San Sebastián un martes contra la Real Sociedad "no tiene ningún sentido"

Ancelotti, en conferencia de prensa
Ancelotti, en conferencia de prensaSergio PérezAgencia EFE

El italiano Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid, se quejó de "un horario que no tiene sentido" en referencia al encuentro del martes contra la Real Sociedad a las 22:00 horas en un partido para el que anunció que "no" hará rotaciones salvo las obligadas "por las bajas". "Es un partido exigente porque jugamos contra un buen equipo y tenemos algunas bajas por algunas lesiones, sanciones... va a ser un partido difícil. Además, es un horario que no tiene sentido, pero es lo que tenemos que hacer. Vamos a San Sebastián con todas las ganas del mundo de hacer un buen partido", afirmó Ancelotti.

Y es que los dos siguientes partidos que tiene que afrontar su equipo son a las 22:00. Primero el de Liga ante la Real Sociedad. Y el sábado será el turno de la final de la Copa del Rey en Sevilla ante Osasuna. Ambos a las diez de la noche. Y si en la final copera se diera el caso de que hubiera que recurrir a la prórroga y los penaltis, el campeón se conocerá muy cerca de la 01:00 de la madrugada.

Ancelotti también se refirió a los dos jugadores que se ausentaron del entrenamiento, el brasileño Éder Militao y el uruguayo Fede Valverde. "Militao está bien. Ha tenido un tema personal, pero volvió con el entrenamiento empezado. Está bien y mañana va a jugar. Valverde ha hecho un trabajo individual en la piscina, pero puede estar disponible para mañana. Alaba no porque ha empezado hoy con el grupo y Luka Modric podría estar listo para el sábado", declaró.

Además, comentó que no hará rotaciones masivas a pesar de tener la final de la Copa del Rey frente a Osasuna el sábado. "Si Benzema está bien, sí jugará. Hoy estaba un poco cansado, pero si recupera bien jugará. Mañana no haré rotación, salvo por bajas. Mañana voy a poner al mejor equipo posible", comentó. "Llegamos en buena condición física. Para mañana hay que evaluar la recuperación de los jugadores y meter al mejor equipo posible frente a un rival fuerte contra el que tenemos que mostrar lo mejor que tenemos", explicó.

Por otro lado, Ancelotti destacó la "continuidad" del Barcelona para "sacar muchos partidos adelante" y aseguró que si los azulgrana ganan la Liga "significa que lo han merecido".

El italiano insistió en que su equipo debe mantener la concentración defensiva para tener más regularidad. "A veces está la costumbre de pensar que lo podemos arreglar con la calidad que tenemos arriba; y no es así siempre. La base es el compromiso defensivo, que a veces tenemos y a veces no", reconoció.

Carletto que se refirió a las declaraciones virales del griego Giannis Antetokounmpo, jugador de Milwaukee Bucks de la NBA, tras caer en primera ronda de las eliminatorias por el título. "(suspiro) Oh, dios mío... Me hiciste la misma pregunta el año pasado. ¿Tú consigues un ascenso cada año en tu trabajo? No, ¿verdad? Entonces, ¿cada año que trabajas es un fracaso? ¿Sí o no? No, cada año trabajas para conseguir algo, para conseguir una meta: un ascenso, cuidar de tu familia...", argumentó Antetokounmpo. "No es un fracaso: son pasos hacia el éxito (...). Michael Jordan jugó 15 años y ganó seis campeonatos. ¿Los otros nueve fueron un fracaso? ¿Eso es lo que me estás diciendo? (...). Es una pregunta equivocada. No hay fracaso en el deporte. Hay días buenos y días malos, algunas días triunfas y otros no (..). De eso trata el deporte: no ganas siempre", añadió. Sobre esas declaraciones habló Ancelotti: "Lo que dijo Antetokounmpo ha sido espectacular. No tengo nada que añadir. Lo pienso al 100%. En el deporte, ni en la vida, no se puede hablar de fracaso. Cuando estás con tu conciencia tranquila de hacerlo mejor nunca será un fracaso. Intentar hacer las cosas significa que puede salir bien o no. Yo tengo un vajilla muy grande, pero si tengo que meter los títulos que he perdido no sería una vajilla, sería una casa. Fueron unas palabras espectaculares", valoró.