74-91. Cuando todos juegan en el Madrid...

El equipo de Laso arrolla al Baskonia en Vitoria. Campazzo, Causeur, Yusta, Thompkins y Tavares, sobresalientes

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, da indicaciones a sus jugadores / Foto: Efe
El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, da indicaciones a sus jugadores / Foto: Efe

El equipo de Laso arrolla al Baskonia en Vitoria. Campazzo, Causeur, Yusta, Thompkins y Tavares, sobresalientes

Dos días después de no poder asaltar el liderato de la Euroliga en Estambul, el Madrid se paseó por Vitoria. Estaba el partido más que decidido en el tercer cuarto, con el Madrid dominando por 21 puntos y Santi Yusta, para adornar su notable actuación, atrapó un rebote ofensivo peleando con tres baskonistas. El banquillo madridista con sus pesos pesados, Llull, Rudy y Reyes, aplaudió la acción del canterano poniéndose en pie. Fruto de ese rebote ofensivo llegó el enésimo movimiento perfecto de balón para que Thompkins culminara la jugada con su tercer triple desde la esquina. 48-72 y los más de 15.000 baskonistas del Buesa se rindieron a la evidencia.

A esas alturas lo único que preocupaba en Vitoria era el estado de la rodilla derecha de Tornike Shengelia. Un gesto raro en una falta de Campazzo en el centro de la pista acabó con el georgiano cojeando y con el Baskonia huérfano. Anotó los dos tiros libres, pero se marchó renqueando al vestuario. El Madrid ya dominaba con autoridad y sin su referente el Baskonia se desintegró.

Pablo Laso tiene tal cantidad de ingredientes en la plantilla que combinándolos con acierto el plato siempre le sale bien. El quinteto con el que apareció en Vitoria no coincidió con casi ninguno de las últimas semanas. Dio lo mismo. Campazzo (15 puntos y 10 asistencias en su hoja de servicio) hace jugar a sus compañeros como nadie y es uno de los que marca la temperatura atrás. Causeur tuvo ayer una de esas arrancadas en las que parece imparable. Sus diez puntos en el primer cuarto fueron la pista de despegue para el Madrid. Santi Yusta demostró que no sólo está para partidos de entreguerras. El alero está para ser aprovechable en más lugares que Lugo o San Sebastián, con todo el respeto que merecen equipos como el Breogán o el Delteco. Terminó con 15 puntos y además atrapó 5 rebotes después de 23 minutos en pista. Y la pareja interior Thompkis-Tavares ha alcanzado una compenetración tal que cuando juegan uno al lado del otro se encuentran más cómodos que con cualquier otro compañero. El estadounidense acabó con 19 puntos y Tavares hizo 14 puntos y 10 rebotes. Ese quinteto resultó devastador para los intereses del Baskonia. El Madrid encadenó parciales y ya en el tercer cuarto no tuvieron vuelta atrás. Las diferencias se fueron por encima de 20 puntos y sólo un ataque de orgullo vitoriano evitó que la diferencia terminara siendo escandalosa.

El equipo de Laso cierra 2018 como el perseguidor más cercano del Barça. El Baskonia lo hace muy preocupado por el estado de salud de Shengelia. «Empezamos el partido muy flojos», reconoció Perasovic a Movistar +. Todo lo contrario que el Madrid de Laso.

► Ficha técnica

74. Kirolbet Baskonia (12+25+13+26): Huertas (22), Shields (12), Janning (7), Voigtmann (0) y Poirier (4) -quinteto titular- Shengelia (10), Vildoza (11), Diop (3), Hilliard (3) y Penava (0).

91. Real Madrid (26+21+27+17): Campazzo (15), Causeur (12), Yusta (15), Thompkins (19) y Tavares (14) -quinteto titular- Llull (0), Reyes (1), Ayón (6), Rudy (7), Taylor (2) y Deck (0).

Árbitros: Conde, Aliaga y Martínez Fernández. Sin eliminados.

Incidencias: 15.544 espectadores en el Buesa Arena. Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Liga Endesa.