Las grietas del Barça

La derrota en cuartos de final ha dejado muy tocado a Xavi Pascual

El entrenador del FC Barcelona Lassa, Xavi Pascual, tras el partido frente al Dominion Bilbao Basket
El entrenador del FC Barcelona Lassa, Xavi Pascual, tras el partido frente al Dominion Bilbao Basket

La victoria en la Supercopa de España al principio de octubre y la lograda en el BarclayCard Center en el “Top 16” de la Euroliga se han convertido en anécdotas para el Barça después del batacazo en los cuartos de final de la Copa. “No será fácil de digerir”, comentó Xavi Pascual tras caer ante el Dominion Bilbao Basket. El técnico es uno de los señalados por la derrota. Hace ocho años en Vitoria, el Barcelona de Dusko Ivanovic cayó en la misma ronda que el equipo de Pascual en Coruña. Aquello le costó el cargo al montenegrino días después. De momento el puesto de Xavi Pascual no parece peligrar, pero el viernes llega el Olympiacos al Palau y...

Sin dirección. El Barça se jugó los minutos decisivos ante el Bilbao sin ninguno de sus dos bases en cancha. Satoransky y Carlos Arroyo presenciaron el desastre desde el banquillo. El checo es de lo poco salvable de la temporada, pero lleva varias semanas perdido. El ex de los Jazz reaparecía en la Copa y se le vio fuera de forma. Pau Ribas dirigió al equipo en el tramo final y sus acciones individuales no evitaron la debacle.

Mal ambiente. Las caras en el banquillo culé durante el partido evidenciaron que algo huele mal en el vestuario. La química brilla por su ausencia en el Palau. Los yanquis van por un lado y los españoles por otro. Otros, como Tomic, viven en su mundo particular. Desde el banquillo no hubo implicación alguna durante el partido y la salida de los jugadores del Coliseum fue como su actuación en el partido: cada uno fue a lo suyo.

El papel de Navarro. El escolta y capitán fue titular, pero su papel en el equipo está por definir. Con 35 años y maltrecho físicamente está lejos de ser el jugador que fue, pero sigue siendo aprovechable. El problema es que no termina de digerir su nuevo rol y el cuerpo técnico tampoco le ayuda. No apareció en el tercer y el último cuarto hasta que faltaban tres segundos. Apareció en la posesión decisiva, pero ni olió el balón. Fue más activo protestando a los árbitros que jugando, hubo lanzamientos que no tocaron el aro... El Barça y su capitán no se pueden permitir la actual situación.

¿Poderío interior? Pocos equipos en Europa pueden presumir de la combinación de centímetros, músculo y kilos de los que dispone Xavi Pascual. Llegaron Lawal, Samuels, Vezenkov y Diagne para acompañar a Doellman y Tomic. El primero no cuenta porque estaba lesionado y por eso el Barça ha recuperado a Joey Dorsey. ¿Y el resto? Samuels acabó desquiciado con los árbitros. Los otros dos pasaron un par de días en La Coruña. Doellman alimentó su leyenda de desaparecer en partidos importantes y lo de Tomic es caso aparte. Estuvo como ausente, vivió ajeno al partido. “Alley-hoops” delante de sus narices, inapetencia defensiva, desesperó al banquillo y a sus compañeros...

El futuro de Xavi Pascual. El técnico azulgrana tiene contrato hasta junio de 2017, pero... Su situación es similar a la que vivió Ivanovic hace ocho años (eliminado en cuartos de Copa y con la plantilla más que revuelta) y Dusko acabó poco después de la Copa en la calle. El Barça, de momento, no tiene intención de prescindir de él, pero... Olympiacos llega el viernes al Palau y el Barça necesita la victoria para no complicar todavía más su futuro en la Euroliga. Ha cerrado la primera vuelta del “Top 16” con más victorias que derrotas (3-4) y necesita al menos cinco triunfos en siete partidos para alcanzar los cuartos de final, la antesala de la “Final Four” de Berlín.