Primera División

Que siga el verano

La Razón
La RazónLa Razón

Arrancó una nueva temporada en la Liga Endesa y lo que todos esperamos a las puertas del otoño es que el verano no termine. Deseamos que la ACB sea una continuación de lo vivido con la Selección en el Eurobasket y que el oro logrado en Francia con la brillantez del talento de nuestros internacionales ilumine la temporada.

A diferencia de otros ejercicios, nueve de los integrantes del equipo de Scariolo están aquí. Alguno incluso, como el caso de Llull, desoyendo la todopoderosa llamada de la NBA. Nadie debería olvidar ese detalle de Sergio.

La temporada llega con dos titanes, Real Madrid y Barcelona, que seguirán siendo los amos del castillo. En los últimos años, excepto por las fugaces apariciones del Baskonia y el Unicaja, siempre ha salido el campeón de la pareja Madrid-Barça. Será difícil que este año sea distinto. El Barça de Xavi Pascual persigue romper la hegemonía del equipo de Laso. La profunda remodelación azulgrana ha dado más carácter al equipo. Lo demostraron en la Supercopa y el refuerzo de Pau Ribas, pleno de madurez, puede resultar determinante.

Hay más tras los dos grandes. Unicaja y Valencia pueden ser alternativas. Estudiantes intenta volver a sus orígenes con una plantilla joven y muy talentosa. Habrá que darles confianza, tiempo y cariño. Sin desesperarse y fijando objetivos reales pueden convertirse en el Joventut de años precedentes que logró unos resultados magníficos. A la mayoría lo que les tocará será sufrir y pelear para seguir en la élite. La Liga tiene pinta de divertida y en la primera jornada en el partido Valencia-Real Madrid se van a juntar siete campeones de Europa. Pues eso, que el verano no termine.