Ya no sale en la foto

José Luis Saez, presidente de la Federación Española de Baloncesto.

Pepe Saéz iba a recibir hoy la Orden Olímpica, pero el escándalo de la FEB ha llevado al COE a apartarlo de los premios.

Pepe Sáez era un habitual en los «saraos» más importantes del deporte español. Entre ellos se encuentra la gala del COE que se celebra hoy en la sede del Comité Olímpico Español. El presidente de la FEB era uno de los 14 premiados con la Orden Olímpica, pero la cifra de homenajeados finalmente se va a quedar en 13. Los reconocimientos «por su labor al frente de la Federación Española de Baloncesto en el periodo de 2004 a 2015» han pesado menos que la tormenta desatada desde el pasado jueves por las revelaciones de «El Mundo» en torno a su gestión al frente de la FEB.


Las espesas relaciones entre el COE y la FEB, personalizadas en las divergencias entre sus dos presidentes, no habían sido obstáculo para que el organismo olímpico reconociera el trabajo de Pepe Sáez. El premio es un clásico entre los responsables de la mayoría de las federaciones nacionales y en muchas de las galas del COE un buen número de presidentes son agasajados con la Orden Olímpica... La polémica ha «aconsejado» no premiar a Pepe Sáez, que oficialmente se encuentra de «baja médica» de la presidencia de la FEB.


La Federación sigue inmersa en la preparación de las alegaciones para desarmar los concluyentes datos que ha ofrecido la auditoría que obra en poder del CSD. El presidente del Consejo, Miguel Cardenal, reconoció ayer que se está «tramitando con la máxima celeridad posible» el caso de las presuntas irregularidades de la FEB. El disgusto de Cardenal, que nunca ha ocultado la buena relación que mantenía con Pepe Sáez, por todo el caso es manifiesto. A menos de diez días para las elecciones generales, un conflicto como el que se ha generado no era lo más recomendable para cerrar la legislatura. «Cualquiera tiene el derecho a ser escuchado», asegura el secretario de Estado, que también deja claro que «nada puede compensarse con unas conductas que no sean conformes», en clara referencia a los innumerables éxitos deportivos cosechados en la «era Sáez». «Se exige un rendimiento de cuentas y al mismo tiempo hay unas garantías y leyes que le dan a las personas una serie de derechos que no me voy a saltar. La denuncia se está tramitando», asegura Cardenal. A Cardenal no le queda otra que ser cauto. Por eso prefiere esperar a la «calificación» de los hechos de los que se acusa a José Luis Sáez y luego llevar a cabo «la respuesta jurídica que merezca. Si las conductas no son conformes, y son corroboradas, a las obligaciones de una federación y son consideradas como ilícitas, vamos a depurar responsabilidades», dijo apuntando al nulo futuro como presidente de la FEB que le espera a Pepe Sáez.


En la Federación el mutismo continúa y el clima de tensión resulta irrespirable. Después del comunicado de los jugadores se está a la espera de rematar las alegaciones, que se presentarán posiblemente a principios de la próxima semana, y esperar qué dirección toma el caso.

El que sí será reconocido hoy por el COE será el seleccionador Sergio Scariolo. El técnico, al que une con Pepe Sáez bastante más que una relación profesional, será uno de los 13 homenajeados con la Orden Olímpica.