Bartomeu y Rosell, de la mano

Si las imputaciones siguen adelante, Bartomeu y Rosell compartirán juicio
Si las imputaciones siguen adelante, Bartomeu y Rosell compartirán juicio

El último informe de Hacienda ratifica la decisión de Ruz de no dividir la investigación, como pedía la Fiscalía.

El «caso Neymar» no se dividirá. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió al juez Pablo Ruz –que investiga el fichaje del jugador brasileño por el Barcelona por delito fiscal y delito societario– que abriese una pieza separada para no demorar la instrucción y permitir cerrar cuanto antes la investigación relativa al ex presidente Sandro Rosell y a la propia entidad blaugrana en los años 2011 y 2013. Ruz rechazó esa pretensión en el auto en el que, el pasado 3 de febrero, citaba a declarar como imputado a Josep Maria Bartomeu y al club por un supuesto fraude fiscal de 2,8 millones de euros al no tributar los flecos del fichaje en 2014.

Sin embargo, el magistrado dejaba una puerta abierta a reconsiderar su postura tras la práctica de las diligencias solicitadas por el fiscal José Perals, entre ellas la petición urgente de un informe ampliatorio a Hacienda sobre las retenciones practicadas por el Barcelona al jugador en el IRPF y en el Impuesto sobre la Renta de no Residentes del citado ejercicio respecto a las rentas declaradas a nombre del jugador y de las sociedades vinculadas al mismo.

El informe de Hacienda llegó al juzgado seis días después, el pasado día 9, y no ha hecho cambiar de idea a Ruz, quien –según apuntan fuentes jurídicas– tendría decidido mantener la unidad de la causa ante los ya esgrimidos «elementos de conexidad objetiva y subjetiva» que, como argumentó el magistrado, aconsejan «su enjuiciamiento conjunto».

Ruz entendía, como así ha sucedido, que las últimas diligencias sobre la investigación del supuesto fraude fiscal en 2014 podían practicarse «en principio sin demora», por lo que la tramitación del procedimiento no se retrasaría.

De haber optado por abrir una pieza separada respecto a Bartomeu, el juicio contra Rosell se habría acelerado porque, como recordaba la Fiscalía, «el curso del procedimiento» relativo a los años 2011 y 2013 «se considera concluido», por lo que en ese caso el juez debería dictar pronto el auto de apertura de juicio oral y abrir el plazo para presentar los escritos de acusación.

La Fiscalía imputa a Rosell un delito societario y dos fiscales por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes de los ejercicios 2011 y 2013 a cuenta del fichaje de Neymar. Por estos últimos está imputada también la entidad blaugrana. El fiscal Perals sostiene que el Barcelona dejó de ingresar al fisco 2,4 millones en 2011 y otros 6,9 en 2013 relativos a los once contratos rubricados por el club y el jugador.