Cara a cara: ¿Acertó Del Bosque poniendo como titular a De Gea?

Vicente tenía claro que eran David y diez más; por Pipi Estrada

El que avisa no es traidor, es avisador. Y lo llevaba diciendo desde hace mucho tiempo en contra de las opiniones de bastantes que me tachaban de loco. Me decíais algunos que Iker sería el portero titular porque era en el que tenía depositada toda su confianza Del Bosque. Pero no era así. Sin ir más, lejos, en «El Chiringuito» del pasado martes, cuando entré le dije a Josep Pedrerol que le iba a dar un titular: «De Gea y diez más». Para dejar las cosas bien claras de quien sería el elegido para el debut de España. Y así fue.

Se lo comunicó

Con todo mi cariño para el más «duro de todos los alfredos», quiero recordarle que existe un entrenador de porteros con voz y voto en la Selección, que elaboró un informe que era muy claro a favor del guardameta del United. Y esto produjo una consecuencia por la que el seleccionador habló con el capitán, con Casillas, para comunicarle de viva voz que él no iba a jugar esta vez y para que no se llevara una desilusión cuando anunciara el equipo titular. Iker valoró la sinceridad y dijo que estaba para sumar y no para restar.

El informe y la lógica

Y Del Bosque ha acertado, no sólo por los consejos técnicos de ese informe de su entrenador de porteros, José Manuel Ochotorena. El propio Del Bosque llevaba tiempo haciendo la digestión sobre este asunto que era bastante difícil y peliagudo. La edad de David y las temporadas que está haciendo en la Premier, donde ha sido considerado el mejor los últimos dos años, avalaban la decisión. Los problemas extradeportivos finales que han surgido días antes es evidente que le obligaron a una vuelta de tuerca reflexiva, a pensar, pero al final se impuso la lógica. Sí, Alfredo, Del Bosque ha acertado y ahí está el partido sobrio y sin ningún nerviosismo de David, trasmitiendo seguridad.

No se puede mandar a Casillas a repartir petos; por Alfredo Duro

Esperaba que el seleccionador se mantuviera firme y aguantara la exagerada y hasta amenazante presión que no ha parado hasta conseguir el objetivo de apartar a Casillas de la titularidad. Si Del Bosque se ha hecho fuerte –veáse el caso Cesc – en su idea de dar continuidad a aquellos que no le han fallado con la Selección, Casillas no puede desaparecer del equipo. Cuesta trabajo comprobar que en los últimos nueve partidos no le han marcado un solo gol y entender su suplencia.

Dulce transición

Escucho al seleccionador hablar de la «estupenda colaboración» que Iker ha tenido desde el banquillo con sus compañeros y revolotea sobre mi cabeza aquel mensaje de la «dulce transición» para el cambio en la portería que, al parecer, estaba más cargado de edulcorantes y balsámicos que de rendimiento y jerarquía. En el caso de Iker, sabemos que han sido muchas las teorías utilizadas para destronarle, pero ninguna de ellas ha podido poner en duda su absoluta fiabilidad con la selección. Reducirle ahora al papel de buen chico que ayuda desde el banquillo es faltar al respeto su trayectoria y su capacidad. Dicho está.

¿Para el tercer partido?

¿Y ahora? ¿Esperamos a asegurar la clasificación para contar en el tercer partido contra los turcos con los «chicos buenos» como Iker? Si Casillas estuviera disputando el Tour en lugar de la Eurocopa, lo veríamos llevando bidones de agua. Iker estaría en todas las escapadas que se producen en el primer puerto de las etapas de montaña esperando a que su jefe de equipo se aprovechara de su esfuerzo y él perdería media hora cada etapa. Nunca he visto a Indurain de bidonero. Nunca vi a Merckx ni Hinault haciendo otra cosa que no fuera ganar carreras como posesos. No se puede mandar a Casillas a repartir petos. A Iker no.

«Mosca cojonera»

Sé que a ti y a muchos otros les gustaría que se acabase su exitoso ciclo porque Simeone se ha convertido en una «mosca cojonera» para el Madrid y hasta para el Barça, cuyo entorno le ha utilizado estos días con su doble moral de siempre. Os tengo calados. A todos. A ti, y a la cueva barcelonista.

Cambió la historia

El Cholo ha cometido errores de bulto a veces, como ese de que «la Liga está peligrosamente preparada para el Madrid», y por ahí entiendo vuestro enfado. Pero ha ido corrigiendo errores. Y te digo, Alfredo, que no debe irse, que la maquinaria del club va a ponerse manos a la obra para que el líder que ha cambiado la historia del Atlético como un calcetín siga al frente del proyecto. Simeone se va a parar a reflexionar y tras esa meditación estoy convencido de que volverá a verse con fuerzas para afrontar otra renovación de la plantilla. Debe seguir, creo que va a continuar y tu seguirás oyendo domingo a domingo en el Calderón ese «Ole, Ole, Ole, Cholo Simeone»...