Fútbol

El Chiringuito de Pedrerol: Manolas examina al Madrid

El empate en San Mamés es un oportuno toque de atención a Lopetegui y a un equipo que quiere demostrar ante la Roma que sigue siendo el Rey de Europa.

Manolas será recibido con honores por el Bernabéu en el partido de Champions entre el Madrid y la Roma
Manolas será recibido con honores por el Bernabéu en el partido de Champions entre el Madrid y la Roma

El empate en San Mamés es un oportuno toque de atención a Lopetegui y a un equipo que quiere demostrar ante la Roma que sigue siendo el Rey de Europa.

«Somos mejores sin Cristiano». «Jugamos más como equipo». «La familia está aquí». Demasiados eslóganes en la plantilla del Madrid por tres victorias ante Getafe, Girona y Leganés, tres equipos que no aspiran a meterse en Europa.

El empate en San Mamés fue un oportuno toque de atención a los jugadores del Madrid, pero sobre todo al entrenador. ¿Por qué Julen quitó a Ceballos en el descanso, si estaba siendo el mejor? ¿Por qué no fue Modric el primer cambio si en los 45 minutos iniciales ya daba signos de cansancio? ¿Por qué volvió a hacer lo de siempre, metiendo a Lucas Vázquez? ¿Para qué está Mariano?

Mariano llegó al Madrid para desatascar partidos como el de Bilbao. Al equipo blanco le hacía falta un delantero que le diera fuerza al equipo. Que tuviera garra contra los leones. Que presionara como si le fuera la vida en ello. Que lo rematara todo. Alguien con el gol metido en la cabeza. Le hacía falta Mariano. Y más la noche en que Benzema volvió a ser el de las temporadas anteriores. ¡Ni un tiro a puerta! Que no lo olvide: debe tener la portería entre ceja y ceja. ¡Que ya no está Cristiano! El Madrid necesita a un Benzema goleador ahora más que nunca. A un 9 de verdad.

Y cuando el Madrid se atasca, por fin marca Cristiano con la Juve. Ha reconocido que estaba ansioso, pero firmó dos goles. Volvió a hacer lo que mejor hace. Cuando al Madrid le falte puntería, Cristiano marcará y el madridismo se acordará de él. Siempre funciona igual.

Y Vinicius, ¿qué? La sigue rompiendo en el Castilla. Los aficionados de 2ªB tienen que estar encantados. Y los que se acercan por el Di Stéfano. El chaval volvió a mostrar una gran personalidad. Discute con el capitán para lanzar una falta y la mete. Al final del partido, le da la camiseta a su marcador. Y se tira quince minutos firmando autógrafos a los espectadores. Por si fuera poco, casi hace la jugada del año, regateándose a tres futbolistas más el portero, aunque su remate se estrelló en el larguero. Aviso: irá convocado ante el Espanyol en el Bernabéu.

Pero tampoco le podemos pedir a Vinicius que solucione todo. Lo de Bilbao fue un tropiezo y hay que entenderlo como tal, pero hay talento. Asensio ha dado un salto de calidad y lo volvió a confirmar ante el Athletic. Bale dio una magnífica asistencia a Isco, que también brilla cuando tiene minutos. Con ellos y la mejor versión de Modric (fue buena idea dosificarle al principio de la temporada), quieren demostrar que pueden sin Cristiano.

El miércoles llega la Roma en Champions al Bernabéu y el Rey de Europa debe constatar que lo sigue siendo sin el portugués. Manolas será recibido como un héroe antes del partido tras ese gol que echó al Barça en la última Champions. Pero cuidado, no vaya a amargarle la noche también al Madrid.