Griezmann, 100 goles y un plantón

La Razón
La RazónLa Razón

En una entrevista concedida el año pasado a «The Guardian» habló Griezmann de su objetivo individual: «Quiero sentarme en la misma mesa que Messi y Cristiano, llegar lo más cerca posible de su nivel». El francés ya fue el tercero en el último Balón de Oro conquistado por el portugués con el azulgrana de escolta y este año sigue avanzando, partido a partido, para subir algún escalón más del trono europeo.

Feo gesto

El sábado un gol suyo volvió a ser decisivo para que el Atlético decidiera un flojo partido de fútbol ante el Espanyol, su gol número 100 en la Liga española. Pero luego a Antoine se le cruzaron los cables en la entrevista post partido, se enfadó con una pregunta del colega de beIN Sports y se marchó sin contestar. Feo gesto. 100 goles y un plantón. Había cien maneras distintas de eludir una pregunta que resulta inevitable desde que el «crack» del Atlético dejó abierta semanas atrás las puertas de su futuro... incluso al Madrid.

Y ojo a Oblak

En cualquier caso, lo que está dejando bien claro Griezmann es su irresistible ascensión al estrellato mundial. Con ese gol en Cornellà sumaba 60 con la camiseta rojiblanca, tras haber marcado 40 en la Real. Y lleva ya 25 en este curso con el Atlético, 16 de ellos en el campeonato de Liga. Pero Antoine no es solo el «punto Griezmann» goleador. Es algo más. Un futbolista con clase y talento, cualidades a las que suma sacrificio en la presión y en el repliegue. Y todo al servicio del equipo. Un Atlético que se consolida como tercero y que apunta ya a la espectacular semifinal de Champions con el Madrid. Con Griezmann y con Oblak en estado de gracia. Uno que las mete y otro que las para. La pareja letal del Cholo.