Ciclismo

La Vuelta más segura contra el coronavirus

No se ha detectado ningún positivo en la jornada de descanso. La organización trabaja para repetir el éxito del año pasado y para que ciclistas y aficionados estén protegidos

La mascarilla es imprescindible hasta que comienza la etapa
La mascarilla es imprescindible hasta que comienza la etapaManuel BruqueEFE

“Mantén la distancia. Usa la mascarilla. Lávate las manos. No pidas autógrafos. No pidas selfies”. El mensaje se repite como un mantra desde la organización de la Vuelta para que la carrera siga siendo un espacio libre de coronavirus. Para que los ciclistas estén protegidos y se repita el éxito del año pasado y no haya ningún positivo dentro del pelotón.

El protocolo funciona y la Vuelta no ha detectado ningún positivo en los 580 análisis practicados en la jornada de descanso. 171 de ellos pertenecen a los ciclistas supervivientes en carrera Tampoco se había detectado ninguno en los análisis realizados en Burgos antes de la salida.

“Una Vuelta segura es lo que necesitamos tener este año”, dice el director general de la carrera, Javier Guillén. Una Vuelta que comenzaron a preparar el mismo día en que finalizó la del año pasado. “Unos meses después, la situación pandémica es radicalmente distinta, pero la pandemia sigue entre nosotros. Como organización estamos muy preocupados por la situación porque podemos contagiarnos y si hay contagios la carrera se ve comprometida. No nos podemos relajar, tenemos que estar permanentemente concentrados, Hace falta tensión, no tensión de histeria ni de estar discutiendo sino pensando en qué tenemos que hacer, cumplir las medidas sanitarias”, explica Guillén.

El protocolo es igual que el del año pasado que tan buenos resultados dio en la carrera española. “Es básico el uso de la mascarilla en cualquier zona de la Vuelta. Nos da igual, en cerrado que em abierto. Poneos la mascarilla siempre, es una barrera fundamental”, recomienda el director general de la carrera.

El protocolo para la burbuja de la Vuelta es estricto. Se minimiza el contacto de los corredores y los asistentes que van en carrera y siempre con distancia. “Pedimos que no se reúnan en los lobbies de los hoteles, que en los coches vayan con las ventanillas un poco abiertas para generar ventilación y que las consumiciones sean en terraza mejor que en sitios cerrados”, asegura Guillén.

La Vuelta, que cuenta con el soporte de seguros Caser para cualquier tipo de incidencia, trata de que no haya “nada de aglomeraciones y nada de fiestas”. El protocolo, por el momento, es efectivo.