Dibaba recupera el trono de los 10.000

La Razón
La RazónLa Razón

Después de trotar durante 9.600 metros en actitud vigilante, Tirunesh Dibaba desató un ataque salvaje en la última vuelta para recuperar el trono de los 10.000 seis años después de su segundo título mundial logrado en Osaka. La etíope hizo el último 400 por debajo del minuto, un ritmo digno de una gran ochocentista, para dejar atrás a la keniana Cherono y a su compatriota Oljira. Dibaba está dispuesta a volver a ser la reina del fondo mundial, aunque en los diez kilómetros no tuvo a las dos atletas que más problemas le pueden causar. La anterior campeona, la keniana Cheruiyot, está embarazada, y la etíope Defar ha preferido apostar por el 5.000 en una especie de acuerdo entre compatriotas para repartirse los oros.