Edna Kiplagat gana tras dos segundos puestos en Londres

Edna Kiplagat, dos veces campeona mundial, derrotó hoy con un registro de 2h20:20 a su compatriota Florence Kiplagat en el duelo keniano con que se resolvió el maratón de Londres, en el que la etíope Tirunesh Dibaba se estrenó en la distancia con un tercer puesto.

Después de dos segundos puestos en los dos últimos años, Edna Kiplagat logró su primer triunfo en Londres.

Las dos Kiplagat habían recorrido en cabeza los doce últimos kilómetros, una vez que Dibaba se había quedado rezagada tras perder su botella en un avituallamiento, y Edna sentenció a 500 metros del final, con el Palacio de Buckingham al fondo. Florence llegó dos segundos después y la etíope en 2h20:34.

La carrera había congregado a grandes atletas. Junto a la debutante Dibaba, partieron la campeona olímpica, su compatriota Tiki Gelana; la doble campeona mundial, Edna Kiplagat; la plusmarquista mundial de medio maratón, Florence Kiplagat, y la campeona de 2013, Priscah Jeptoo; las tres últimas, kenianas.

La armada keniana había anunciado un objetivo común, batir el récord mundial en una carrera de mujeres, en poder de la británica Paula Radcliffe con 2h17:42, cuando ganó en Londres hace nueve años (también tiene el récord absoluto con 2h15:25, registro obtenido en Londres 2003 con la ayuda de liebres masculinas).

El ritmo adoptado en los cinco primeros kilómetros (16:45) era casi un minuto más lento que el de Radcliffe en carrera femenina (15:47), pero las liebres recibieron órdenes de acelerar y el segundo parcial ya fue de 16:02. En sólo 10 km el primer grupo se había reducido a seis. Gelana y Florence Kiplagat se habían quedado.

Jeptoo, Dibaba y las dos Kiplagat -Edna fue segunda los dos últimos años- pasaron con las dos liebres el medio maratón en 1h09:15, casi un minuto por debajo del récord en carrera sólo de mujeres.

En el km. 30 la carrera entró en una fase decisiva. Jeptoo se retiró y la inexperta Dibaba sufrió un pequeño contratiempo. Se le cayó la botella en un avituallamiento, se paró y las dos Kiplagat aprovecharon para tirar. La etíope ya no pudo enlazar.

Florence, que en febrero pasado batió en Barcelona el récord mundial de medio maratón con 1h05:12, se disponía a disputar la victoria con Edna, dos veces campeona mundial (Daegu 2011 y Moscú 2013), que llevaba dos años acariciando el triunfo en Londres.

En el último medio kilómetro, Edna fue más fuerte que Florence. Dibaba, pese a que se acercó, no puso en peligro el triunfo keniano