El disparatado precio de una habitación en Madrid para la final de la Champions

La industria hotelera ha ido aumentando los precios de las habitaciones a medida que se sucedían las eliminatorias. Las derrotas de los equipos españoles venían como anillo al dedo. Suponían más turistas en Madrid.

Las calles de Madrid ya viven la final de la Liga de Campeones / Efe
Las calles de Madrid ya viven la final de la Liga de Campeones / Efe

La industria hotelera ha ido aumentando los precios de las habitaciones a medida que se sucedían las eliminatorias. Las derrotas de los equipos españoles venían como anillo al dedo. Suponían más turistas en Madrid.

Hasta 2.000 euros por una habitación con una cama a 300 metros del Metropolitano. Los aficionados del Liverpool y Tottenham tendrán que elegir entre vaciarse los bolsillos o pasar la noche posterior a la final de la Champions de fiesta o de funeral por las calles de Madrid. Y es que los medios tradicionales de alojamiento en la capital llevan más de un mes colapsados. La industria hotelera ha ido aumentando los precios de las habitaciones a medida que se sucedían las eliminatorias. Las derrotas de los equipos españoles venían como anillo al dedo. Suponían más turistas en Madrid, si no había equipos españoles y cuando el Liverpool eliminó al Barcelona los números se dispararon.

Los hoteles situados en el centro de la capital han multiplicado sus precios al menos por cinco con respecto a las mismas fechas del año pasado y los de la periferia, al menos, los han triplicado. La ocupación está por encima del 95 por ciento y estas cifras no afectan sólo a la noche del partido, la del sábado, sino también a la de mañana. Una habitación en un hotel céntrico de la capital, que el jueves 30 se puede reservar por 500 euros, la noche de la final sólo está disponible por 3.500. El entrenador del Tottenham, Mauricio Pochettino, al día siguiente de la histórica clasificación de su equipo, se quejaba de este hecho amargamente: «No sé si mi familia irá a la final de Madrid. Llamé a algunos hoteles para intentar reservar habitaciones y los precios están locos».

Ante esta situación, las alternativas para los hinchas británicos pasan por otras vías menos comunes. Las plataformas destinadas al alquiler de habitaciones también se encuentran desbordadas y, a pesar de que los precios se han llegado incluso a las cuatro cifras, a día de hoy es imposible encontrar una habitación por este medio. Esto abre una tercera vía para pasar la noche en Madrid, el alquiler por parte de particulares. Hay quien intenta sacar provecho de la situación y alquila, o incluso realquila, una habitación de su piso para la final. En diversas páginas web se pueden encontrar anuncios, en inglés y en español, ofreciendo camas para pasar la noche del 31 de mayo y la del 1 de junio en diversos puntos de Madrid.

Los precios oscilan desde los 2.000 euros por una habitación a cinco minutos del estadio, a los 800 euros por una doble en el céntrico barrio de Argüelles, e incluso habitaciones más baratas en otras ciudades del extrarradio madrileño como Getafe, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes o Leganés. En conversación con algunos anunciantes, la gran mayoría empieza por no aceptar ciudadanos españoles. El objetivo es cazar a un aficionado inglés. Cuando preguntamos por las condiciones del alquiler todo son facilidades: desayuno, mudas, toallas, e incluso préstamo del abono transporte. Cuando se les reclama una factura, todos se niegan. «Soy un particular», afirman. Un ejemplo: dos estudiantes de la Universidad Complutense, ambos de fuera de Madrid, explican que uno de ellos ha alquilado su habitación, a seis paradas de metro del Wanda, a un aficionado inglés por 500 euros y dormirá esa noche en el sofá de su compañero, con el que se repartirá el botín a partes iguales.

Hay vecinos de la zona que no se fían de los aficionados ingleses. «Por aquí están alquilando las habitaciones por un dineral. Yo podría, pero no meto ahí a nadie, que me destrozan la casa. Además es ilegal», cuenta un vecino de toda la vida de la zona de San Blas. En uno de los barrios más populares de Madrid incluso se llegan a alquilar plazas de garaje por 300 euros.

Ante este panorama, desde Inglaterra también han pensado en soluciones alternativas a hacer noche en Madrid. Muchos de los aficionados llegarán a España en autobús y algunos de ellos han reservado hotel en ciudades cercanas a la capital, como Burgos, Ávila, Segovia, Toledo o Guadalajara, donde pasarán la noche de mañana y desde donde viajarán el mismo día del partido, para volver hacia Londres o Liverpool la madrugada del domingo y así ahorrarse la noche en Madrid.