El Lazio denuncia que 350 aficionados fueron detenidos sin motivo en Polonia

El director deportivo del club lacial, Igli Tare, añade que se tuvo que llamar a la embajada italiana para que garantizase la seguridad del resto de «tifosi».

El director deportivo del Lazio, Igli Tare, denunció que cerca 350 aficionados fueron detenidos antes del encuentro de este jueves con el Legia en Varsovia "sin aparente motivo"y que se tuvo que llamar a la embajada italiana para que garantizase la seguridad del resto de "tifosi"italianos.

Tare confirmó que se produjo el lanzamiento de algunos objetos a a la policía polaca, pero aseguró que fueron "mínimos"y sin consecuencias y no hubo "ningún enfrentamiento"con las fuerzas del orden.

La policía polaca ha comunicado hoy que 149 aficionados del Lazio continúan detenidos por los incidentes y tendrán que afrontar un proceso y ha colgado un vídeo de la supuesta agresión. En el vídeo se ve cómo un grupo de una decena de personas encapuchadas golpea durante algunos segundos un blindado de la policía, que logra continuar su camino.

El dirigente del Lazio explicó que un grupo de romanos había sido agredido por ultras del Legia mientras entraban en el hotel y entonces la policía polaca intervino registrando las habitaciones de los italianos y detuvo a 17 de ellos al encontrarles una bolsa con "objetos contundentes".

Posteriormente la policía polaca realizó una redada y detuvo "con finalidad preventiva"a cerca 350 aficionados, continuó Tare, El Lazio denuncia la detención de los aficionados, que fueron cargados en camionetas de la policía y repartidos en varias comisarias de la ciudad hasta que acabó el encuentro. La embajada italiana, explica el Lazio, colaboró para tranquilizar a los aficionados romanos y explicarles la situación.

Cerca 750 aficionados del Lazio habían llegado a Varsovia para asistir al encuentro de su equipo con el Legia de la Liga de Europa y que terminó con victoria por 2-0 para los italianos.

La versión de la comandancia policial de Varsovia es que los "hooligans"italianos se enfrentaron a los agentes con piedras, palos y contenedores de basura. "Algunos de estos gamberros llevaban pasamontañas para hacer más difícil la identificación y mostraron especial agresividad", explicó a los medios el portavoz de la policía varsoviana, Mariusz Mrozek, quien destacó que un coche patrulla resultó seriamente dañado en los disturbios.

Algunos de los detenidos, en su mayoría bajo los efectos del alcohol, portaban navajas y puños americanos.

Los hinchas serán puestos en libertad en las próximas horas, aunque varios han sido acusados de alteración de orden público y tendrán que comparecer ante la Justicia polaca en las próximas semanas.