El torneo de Jesé

Ha sido titular en cuatro de los cinco partidos de la Copa. Hoy volverá a serlo para sustituir a Bale

Acaba hoy enero para el Real Madrid, el mes en que el equipo ha encontrado el sistema, el juego y el éxito: «Fue muy bueno. Ayudó a recortar puntos en la Liga. Ayudó a tener más confianza en el juego», explicó ayer Ancelotti. El mes también en el que Jesé demostró que era útil y casi necesario en el equipo. Que el entrenador haya apostado por el 4-3-3 le ha venido fenomenal al canterano. Ahora ya no tiene a Di María para luchar con él por una posición en el ataque. El argentino ha encontrado un hueco en el once como centrocampista y, por esa carambola, Jesé se ha convertido en el futbolista número doce del equipo, a la espera de que Isco recupere su mejor forma. En el mes de enero ha jugado todos los partidos, menos contra el Betis. Y en Copa del Rey, únicamente no ha sido titular en la ida contra el Espanyol.

Jesé tuvo su gran momento a principios de enero, cuando todo lo que tocaba se convertía en gol. Después todo se tranquilizó. Ése es el paso fundamental de los canteranos. Son varios los casos que tienen la suerte de, tras llegar al primer equipo por necesidad, tener un par de tardes afortunadas. El problema surge después, cuando se acaban los instantes de gloria. Morales o Meca jugaron hace años en el primer equipo, lo hicieron bien, despertaron una gran expectación, pero en cuanto se tranquilizó la situación y se terminó la adrenalina del entusiasmo, no se supo más de ellos. Jesé parece distinto.

Tras su explosión a finales de diciembre y enero, Carlo Ancelotti ha estado contando con él. Poco a poco, le ha buscado su lugar. Le gusta y hoy, como falta Bale, es el único seguro junto a Casillas. «Para la alineación contra el Espanyol tengo que emplear tiempo porque aún no se han recuperado todos los jugadores del partido anterior y vamos a pensar bien el equipo que va a jugar –aseguró ayer Carlo Ancelotti–. Puede que haga cambios, pero no sólo para evitar riesgos. Algunos van a descansar y pondré el mejor equipo posible. Gareth Bale no va a estar por precaución, jugará Jesé».

Los partidos de Copa suelen ser los que aprovechan los más jóvenes para tener minutos. En el primero de la competición, en el campo de Xátiva, jugaron Nacho, Casemiro, Morata y Jesé. No fue un buen encuentro y acabó sin goles. En la vuelta, cuando el Madrid resolvió la eliminatoria por 2-0, volvieron a ser titulares los cuatro canteranos, pero tras el encuentro, una frase de Ancelotti fue definitiva: empezaba lo serio, dijo. Se acababan las oportunidades. El siguiente rival fue Osasuna, la ida en casa. En el equipo titular no hubo sitio para Nacho ni para Casemiro, tampoco para Morata (estos dos últimos salieron después). Pero sí para Jesé, que marcó un tanto. En la vuelta se repitió lo mismo. Casemiro y Morata salieron durante el partido y de los cuatro, sólo el canario fue titular: protagonizó una gran jugada en el segundo gol. Sólo contra el Espanyol, en la ida, ha faltado Jesé a su cita. Sí que saltó al campo, pero en el último minuto, para sustituir a Bale y perder tiempo.

Hoy no tiene que esperar. Sexto partido, quinta titularidad. En la Copa tiene sitio.