Actualidad

España aplaza la clasificación para la Eurocopa

Noruega empata de penalti en el último minuto (1-1)

España se enfrenta a Noruega en Oslo (20:45) en un encuentro histórico para Sergio Ramos, ya que se convertirá en el jugador que más partidos ha jugado con España, 168, superando a Iker Casillas.

Publicidad

España no pudo celebrar con una victoria y la clasificación para la Eurocopa el récord de Sergio Ramos como el jugador que más veces ha vestido la camiseta de la Roja. Parecía una cuestión de rutina para la selección, que no se pierde una fase final desde la Eurocopa 92, pero tendrá que esperar. El gol de King aplaza el festejo y, para cerrar el pase a la fase final del torneo continental, no estará Sergio Ramos. El capitán vio una tarjeta amarilla que le impedirá jugar el martes contra Suecia.

Le costó a España hacerse con el mando del partido, no fue fácil domar a los noruegos, que durante gran parte del partido se parecieron más a España que el equipo español. La rabona de Ellabdellaoui para poner un centro en la cabeza de King es sólo un detalle de lo que hizo Noruega en la primera mitad. Tenía el balón con más sentido y sus remates eran más peligrosos que los de los españoles. Odegaard, que jugaba por detrás del delantero, bajaba al centro del campo a recibir la pelota, a ayudar en el comienzo de la jugada que nacía desde los pies del capitán, Johansen, un zurdo que juega en la derecha con la visión de todo el campo por delante.

Los balones aéreos hacían sufrir a Albiol y convirtieron a King en una molestia constante para los defensas españoles. España abría el campo por la derecha, con las subidas de Navas. Puso un balón en el área pequeña que desvió un defensa noruego e impidió el remate de Rodrigo y de Oyarzabal. Los dos delanteros intercambiaban su puesto, con Ceballos en la izquierda, que ocupaba el lugar desde el que suele partir Isco.

Oyarzabal pelea y se esfuerza en defensa, aunque no se le vio demasiado en ataque. Con el paso de los minutos, y ya con la ventaja en el marcador, Robert Moreno quiso fortalecer el centro del campo con algo más de control. Cazorla sustituyó a Ceballos y su posición de partida era más retrasada que la del jugador del Arsenal. El seleccionador siguió reforzando el medio con la entrada de Rodri para jugar al lado de Busquets. Es un experimento que se han planteado todos los seleccionadores desde que el centrocampista del City debutó en la selección, pero apenas han coincidido sobre el campo. Rodri puede ser el heredero de Busquets pero también su mejor complemento, al estilo de Xabi Alonso en sus primeros tiempos con la Roja.

Publicidad

Costaba contener el ímpetu de los noruegos, que no perdieron la fe en ningún momento. El gol había llegado en una pérdida de balón de Odegaard. España recuperó cerca del área y cuando la pelota llegó a Saúl no dudó en pegarle con la derecha desde fuera del área. Parecía suficiente ya, pero no.

Saúl encuentra en la selección la paz que le falta en el Atlético. Sabe siempre dónde juega, como escolta de Busquets por la izquierda. Es, quizá, el lugar donde más cómodo se siente. Tiene la concentración necesaria para ser el eje del equipo, pero desde ahí le falta recorrido para aprovechar su llegada hasta el área contraria.

Publicidad

El de Fabián es otro estilo, pura elegancia en el manejo de la pelota. Parte desde la derecha y allí, a pierna cambiada, busca los rincones de la portería cuando se acerca al área. La Eurocopa sub’21 fue una muestra de lo que es capaz de hacer con su pierna izquierda cuando recibe en el borde del área. Pero es capaz de variar, como hizo en los últimos minutos buscando el ángulo más corto.

España se iba reconociendo según avanzaba el partido y Noruega recurría al tópico, a acumular delanteros de dos metros que buscaran fortuna en algún balón colgado. Robert Moreno preparó a España para eso. Iñigo Martínez ocupó el lateral izquierdo en lugar de Bernat. Seguía ofreciendo una salida en ataque, aunque menos fluida que la del jugador del PSG, y se convertía en un central más para contener los pelotazos de los noruegos. Pero en uno de esos encontraron lo que buscaban, el empate que no habían conseguido atrapar con la pelota por el suelo. Un balón tocado por su delantero centro, King, acabó en los pies de Elabdellaoui, que fue arrollado por Kepa. Señaló penalti el inglés Oliver y King engañó al portero español en el lanzamiento.

La clasificación para la Eurocopa tendrá que esperar.