«Es un luchador y no se rendirá»

Corinna, la mujer de Schumacher, llega al hospital

La familia de Schumacher agradece el apoyo mostrado en todo el mundo. El piloto sigue estable, pero su vida todavía corre peligro.

Desde el pasado miércoles no hay noticias nuevas sobre el estado de salud del piloto Michael Schumacher. Tal y como señalaron los médicos en su última comparecencia, después de las dos intervenciones realizadas, ya sólo cabía esperar la reacción del alemán, que se encuentra en estado crítico, en coma inducido, y su vida corre peligro todavía a pesar de la leve mejoría que experimentó hace dos días tras una fuerte caída sufrida cuando practicaba esquí.

Hoy, Michael cumple 45 años y los actos de apoyo se sucederán en todo el mundo. El más destacado lo organizará Ferrari y tendrá lugar en los alrededores del hospital de Grenoble con todos sus seguidores vestidos de rojo. El Club Ferrari ha querido hacer hincapié en que será un acto silencioso y respetuoso. Y es que, a pesar de que Schumacher terminó su trayectoria en la Fórmula-1 con el equipo Mercedes (fabricante que apoyó a «Schumi» en categorías inferiores antes de alcanzar la categoría reina), sus mayores éxitos se produjeron en el seno de la «Scuderia» italiana, con la que conquistó cinco títulos consecutivos desde 2000 a 2004. Los otros dos los logró con Benetton.

Nuevamente, el presidente de la FIA y amigo personal de Michael desde que ambos llevaran a Ferrari a protagonizar su etapa más gloriosa, Jean Todt, visitó al piloto en el hospital de Grenoble, en el que permanece ingresado desde el pasado domingo. Al parecer, fue el dirigente galo quien organizó la llegada de los mejores especialistas como Gerard Sallient, toda una eminencia médica en cuestiones relacionadas con el cerebro, para que atendiera al alemán.

Mensajes

Por su parte, la familia ha querido dar las gracias por las muestras de apoyo recibidas con un breve mensaje escrito en la web oficial del pilotos: «Nos gustaría agradecer a todas las personas de todo el mundo que han expresado su solidaridad y enviado sus mejores deseos para la recuperación de Michael. Representan un gran apoyo. Todos nosotros sabemos que es un luchador y que no se rendirá». Su mujer, Corinna, y sus dos hijos permanecen al lado del piloto desde el mismo día de su ingreso en el centro hospitalario.

«Ponte bien pronto»

La familia quiso agradecer el apoyo que ha recibido Michael Schumacher, y que trasciende la Fórmula-1. Todo el mundo del deporte se ha volcado mandando ánimos a «Schumi», especialmente los deportistas de su país, mitos como él –Steffi Graf, Boris Becker...– o jugadores de fútbol repartidos por Europa. Los dos alemanes del Arsenal, Podolski y Mertersacker, le mandaron un mensaje a través de «Bild»: «Ponte bien pronto». El centro de Karts (en la imagen) que tiene el piloto en Kerpen, su ciudad natal, amaneció con gorras y camisetas de Ferrari.