Fútbol

Ser o no ser

Italia mide hoy la fortaleza de España tras la derrota contra Croacia. La derrota marcaría el fin de una época; la victoria despejaría las dudas

Piqué y Morata, en el entrenamiento de ayer de la Selección
Piqué y Morata, en el entrenamiento de ayer de la Selección

Italia mide hoy la fortaleza de España tras la derrota contra Croacia. La derrota marcaría el fin de una época; la victoria despejaría las dudas

Ha sido una larga semana en la Selección, pero ha servido para ir poniendo distancia con lo ocurrido contra Croacia. Con la perspectiva que da el tiempo, aquella derrota se ve como consecuencia de un error, nada más, no de la actitud o el juego. Hay que ser optimistas, porque hoy llega Italia, un clásico; una selección que sólo con nombrarla produce terror. Italia, la que rompió el tabique de Luis Enrique en Estados Unidos y, con él, las esperanzas de un país, que por aquel entonces, creía que estaba destinado para la derrota.

Italia, también, a la que vencimos en 2008 y en 2012, lo que certificó que España ya sabía competir y ganar, sin complejos. Hoy, otra vez, esa camiseta azul, historia del fútbol, el «catenaccio», la defensa y saber aprovechar la oportunidad. Hoy, Italia mide a España: si puede aspirar a todo o si caemos como caíamos antes. Ésa es la cuestión.